Takeda Pharmaceutical Company Limited [TSE: 4502], (“Takeda”) ha anunciado la publicación de un análisis exploratorio de los datos del estudio GEMINI 1 en el que se evaluó el tratamiento con Entyvio(vedolizumab) en pacientes con colitis ulcerosa (CU) en función de su tratamiento previo con antagonistas del factor de necrosis tumoral (TNF) en la revista Clinical Gastroenterology and Hepatology. En un análisis de subgrupos se comparó a pacientes con CU activa de moderada a grave que no habían recibido previamente un tratamiento anti-TNF con pacientes en los que este tratamiento había fracasado. Los primeros nunca habían recibido tratamiento anti-TNF, mientras que los segundos sí lo habían recibido pero el tratamiento había fracasado porque la respuesta fue insuficiente, la respuesta desapareció o no toleraron el tratamiento. En conjunto, el análisis demuestra que el tratamiento con vedolizumab fue más eficaz (diferencia estadísticamente significativa) que placebo en ambos subgrupos de pacientes.[i]

“Aproximadamente el 50% de los pacientes con colitis ulcerosa o no responden al tratamiento con anti-TNF o la respuesta desaparece con el tiempo. Los profesionales sanitarios saben que el fracaso del tratamiento con anti-TNF puede ser predictivo de un mal pronóstico y que estos pacientes necesitan estrategias de tratamiento alternativas para alcanzar la remisión sostenida de los síntomas”,1 ha declarado el Dr. Brian Feagan, del Grupo de Ensayos Clínicos Robarts perteneciente al Instituto de Investigación Robarts de la Universidad del Oeste de Ontario en London, Canadá. “Estos resultados de eficacia ponen de manifiesto la importancia de vedolizumab como tratamiento biológico de primera línea en los pacientes apropiados con colitis ulcerosa activa de moderada a grave, tanto en pacientes que nunca han recibido tratamiento con anti-TNF como en pacientes en los que dicho tratamiento ha fracasado”.

Los investigadores examinaron los datos de los criterios de valoración principal y secundarios del estudio GEMINI 1 después de 6 semanas y 52 semanas de tratamiento con vedolizumab en dos subgrupos de pacientes: los pacientes del primer grupo no habían recibido anti-TNF con anterioridad y los del segundo sí que los habían recibido pero el tratamiento había fracasado. El análisis demostró que el tratamiento con vedolizumab fue más eficaz (diferencia estadísticamente significativa) que placebo para inducir y mantener la respuesta clínica en ambos subgrupos de pacientes. Además, las mayores diferencias entre los tratamientos a favor de vedolizumab se observaron en la semana 6 entre los pacientes que nunca habían recibido anti‑TNF y los pacientes en quienes el tratamiento había fracasado. No hubo diferencias en los acontecimientos adversos entre los grupos de tratamiento en este estudio.1

“Los pacientes con colitis ulcerosa necesitan tratamiento durante toda la vida, y los síntomas pueden tener consecuencias negativas importantes en las vidas diarias de los pacientes si no están controlados adecuadamente. Debido a que la carga global de la enfermedad inflamatoria intestinal es muy alta, Takeda se ha comprometido a seguir realizando actividades de investigación y desarrollo para ayudar a estos pacientes,” señaló el Dr. Asit Parikh, PhD, vicepresidente senior del área terapéutica de gastroenterología de Takeda. “Estos datos indican que vedolizumab es una opción terapéutica eficaz para la colitis ulcerosa y que potencialmente tiene un mejor efecto en los pacientes que nunca han sido tratados con un biológico que en los que han recibido un anti-TNF con anterioridad y éste ha fracasado”.

Acerca del análisis

Los investigadores evaluaron los datos de criterios de valoración predefinidos del ensayo clínico GEMINI 1 (de fase 3) en el que se investigó el tratamiento con vedolizumab en pacientes con CU activa de moderada a grave.1

El estudio GEMINI 1 fue un ensayo multicéntrico, de fase 3, aleatorizado y controlado con placebo (datos adicionales del estudio figuran más abajo). Uno de los criterios de elegibilidad del estudio GEMINI 1 era que en los 5 años anteriores los pacientes tenían que haber presentado una respuesta insuficiente, pérdida de respuesta o intolerancia a ≥ 1 de los siguientes tratamientos: corticosteroides (fuera de Estados Unidos solamente), inmunosupresores (azatioprina o mercaptopurina) y/o infliximab, ya que éste era el único anti‑TNF aprobado para el tratamiento de la CU en el momento de la inclusión de los pacientes.

En el estudio GEMINI 1 participaron 464 pacientes que no habían recibido previamente tratamiento con anti-TNF (sin anti-TNF previo) y 367 pacientes en los que el tratamiento había fracasado por respuesta insuficiente, pérdida de respuesta o intolerancia (con fracaso de anti-TNF).1 En este análisis, la población de pacientes con fracaso de anti-TNF estaba formada por un conjunto de pacientes con respuesta insuficiente, pérdida de respuesta o intolerancia a tratamientos previos con anti-TNF predefinidos según los datos obtenidos en el cuaderno de recogida de datos (CRF) en el periodo basal (semana 0).1

El criterio de valoración principal para el tratamiento de inducción fue la respuesta clínica en la semana 6. Los criterios de valoración secundarios fueron la remisión clínica y la cicatrización de la mucosa en la semana 6. Para el tratamiento de mantenimiento, el criterio de valoración principal fue la remisión clínica en la semana 52.1

Los resultados de eficacia obtenidos en los subgrupos de pacientes sin anti-TNF previo y con fracaso de anti-TNF se analizaron en términos de la diferencia absoluta en los porcentajes entre vedolizumab y placebo y de los cocientes de riesgo (CR). El CR es un indicador de la eficacia de un tratamiento, ajustado en función de todas las diferencias en las variables entre los subgrupos de pacientes; un CR > 1 indica una mayor eficacia con vedolizumab.1

Los investigadores observaron que hubo mayores diferencias absolutas entre vedolizumab y placebo en los pacientes sin anti-TNF previo que en los pacientes con fracaso de anti-TNF en la semana 6 y que los CR fueron similares. Las tasas de respuesta en la semana 6 obtenidas con vedolizumab y con placebo fueron del 53,1% y el 26,3%, respectivamente, en los pacientes sin anti-TNF previo (DA: 26,4%; intervalo de confianza [IC] del 95%: 12,4-40,4; CR: 2,0; IC 95%: 1,3-3,0) y del 39,0% y el 20,6%, respectivamente, en los pacientes con fracaso de anti-TNF (DA: 18,1%; IC 95%: 2,8-33,5; CR: 1,9; IC 95%: 1,1-3,2).1

Durante el tratamiento de mantenimiento las diferencias absolutas fueron similares y los CR fueron mayores en los pacientes con fracaso de anti-TNF en la mayoría de los criterios de valoración. Las tasas de remisión en la semana 52 obtenidas con vedolizumab y con placebo fueron del 46,9% y el 19,0%, respectivamente, en los pacientes sin anti-TNF previo (DA: 28,0%; IC 95%: 14,9-41,1; CR: 2,5; IC 95%: 1,5-4,0) y del 36,1% y el 5,3%, respectivamente, en los pacientes con fracaso de anti-TNF (DA: 29,5%; IC 95%: 12,8-46,1; CR: 6,6; IC 95%: 1,7-26,5).1

Vedolizumab fue aprobado como un anticuerpo monoclonal humanizado selectivo para el intestino en la Unión Europea con el nombre comercial de Entyvio (vedolizumab). Entyvio también fue aprobado en Estados Unidos en 2014. Entyvio está ahora aprobado en 48 países de los cinco continentes. Es el primer y único tratamiento biológico que ha sido aprobado simultáneamente para el tratamiento de adultos con CU o enfermedad de Crohn activa moderada a grave que han presentado una respuesta insuficiente, pérdida de respuesta o intolerancia al tratamiento convencional o a un antagonista del factor de necrosis tumoral alfa.[ii]

Acerca de la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn

La colitis ulcerosa (CU) y la enfermedad de Crohn (EC) se caracterizan por una inflamación en el tracto gastrointestinal. La UC afecta únicamente al intestino grueso, que incluye el colon y el recto. Los síntomas más habituales de la UC son malestar abdominal y sangre o pus en la diarrea.[iii] La EC puede afectar a cualquier parte del aparato digestivo y sus síntomas comunes son dolor abdominal, diarrea, sangrado rectal, pérdida de peso y fiebre.[iv] No hay una causa conocida de la UC o la EC, aunque muchos investigadores creen que en ellas influyen las interacciones entre los genes, el sistema inmunológico del organismo y factores ambientales.[v] El objetivo de los tratamientos de la UC y la EC es inducir y mantener la remisión o que los pacientes no presenten síntomas durante largos períodos de tiempo.3,4

Acerca de Entyvio® (vedolizumab)

Vedolizumab, desarrollado para el tratamiento de la CU y la EC, es un anticuerpo monoclonal humanizado que está diseñado para antagonizar específicamente la integrina alfa4beta7 (α4β7), inhibiendo la unión de α4β7 a la molécula de adhesión celular dirigida a la mucosa intestinal 1 (MAdCAM-1) y a fibronectina, pero no a la molécula de adhesión celular vascular 1 (VCAM-1).[vi] MadCAM-1 se expresa preferentemente en vasos sanguíneos y nódulos linfáticos del tracto gastrointestinal. [vii] La integrina α4β7 se expresa en un subconjunto de glóbulos sanguíneos circulantes.6 Estas células desempeñan un papel mediando el proceso inflamatorio en la CU y la EC. 6,[viii] Mediante la inhibición de α4β7, vedolizumab puede limitar la capacidad de ciertos glóbulos blancos sanguíneos de infiltrar tejidos intestinales.6

El compromiso de Takeda con la gastroenterología

Takeda es un líder mundial en el campo de la gastroenterología. Con una experiencia de más de 25 años, la dedicación de la compañía a la innovación continúa evolucionando y tiene consecuencias positivas duraderas. ENTYVIO® (vedolizumab) demuestra las capacidades y la expansión global de Takeda en el mercado de la asistencia sanitaria especializada en gastroenterología y productos biológicos. Diseñado y desarrollado específicamente para actuar en el tracto gastrointestinal (GI), ENTYVIO fue lanzado en 2014 para el tratamiento de adultos con colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn de moderada a grave. Otro producto de Takeda es TAKECAB® (vonoprazan fumarato), un bloqueador del ácido que compite con el potasio que fue lanzado en Japón en 2015. Takeda también comercializa el fármaco para la motilidad intestinal AMITIZA® (lubiprostona), que se lanzó originalmente en 2006 para el tratamiento del estreñimiento idiopático crónico y que posteriormente fue aprobado para el tratamiento del síndrome del colon irritable con estreñimiento y para el estreñimiento inducido por opiáceos. Antes de estos lanzamientos notables, Takeda fue pionera en el campo de la gastroenterología con sus grandes avances en los inhibidores de la bomba de protones que empezaron en la década de 1990 con lansoprazol. Gracias a sus actividades especializadas y estratégicas de desarrollo interno, sus colaboraciones externas, las licencias que ha obtenido y las adquisiciones que ha realizado, Takeda tiene actualmente una serie de productos GI prometedores en fases iniciales de desarrollo y mantiene su compromiso de ofrecer opciones terapéuticas innovadoras a los pacientes con enfermedades gastrointestinales y hepáticas.

Acerca de Takeda Pharmaceutical Company

Takeda Pharmaceutical Company Limited es una empresa farmacéutica global basada en la I+D comprometida con ofrecer un futuro mejor y más brillante a los pacientes, convirtiendo la ciencia en medicamentos que cambian vidas. Takeda concentra sus esfuerzos de investigación en las áreas terapéuticas de oncología, gastroenterología y sistema nervioso central. También cuenta con programas de desarrollo específicos en enfermedades cardiovasculares, así como candidatos de última fase para vacunas. Takeda trabaja en I+D a nivel interno y conjuntamente con socios con el fin de mantenerse a la vanguardia de la innovación. Los nuevos productos innovadores, especialmente en oncología y gastroenterología, así como su presencia en los mercados emergentes, impulsan el crecimiento de Takeda. Más de 30.000 empleados de Takeda están comprometidos con mejorar la calidad de vida los pacientes, trabajando con nuestros socios en el sector de la salud en más de 70 países. Para más información, visite http://www.takeda.com/news.

# # #

Bibliografía



[i] Feagan, Rubin, Danese, et al. Vedolizumab induction and maintenance in ulcerative colitis patients by prior tumor necrosis factor antagonist exposure. Clinical Gastroenterology and Hepatology. 2016

[ii] Entyvio Summary of Product Characteristics. May 2014.

[iii] National Institutes of Health, National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, National Digestive Diseases Information Clearinghouse. Ulcerative colitis. http://digestive.niddk.nih.gov/ddiseases/pubs/colitis/index.aspx. Published September 2014. Accessed January 14, 2015.

[iv] National Institutes of Health, National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, National Digestive Diseases Information Clearinghouse. Crohn’s disease. http://digestive.niddk.nih.gov/ddiseases/pubs/crohns/index.aspx. Published September 2014. Accessed January 14, 2015.

[v] Crohn’s and Colitis Foundation of America. The facts about inflammatory bowel disease. http://www.ccfa.org/assets/pdfs/ibdfactbook.pdf. Published June, 2011. Accessed January 4, 2013.

[vi] Soler D, Chapman T, Yang L, Wyant T, Egan R, Fedyk E. The binding specificity and selective antagonism of vedolizumab, an anti-α4β7 integrin therapeutic antibody in development for inflammatory bowel diseases. J Pharmacol Exp Ther. 2009;330(3):864-875. http://jpet.aspetjournals.org/content/330/3/864.full.pdf+html. Published June 9, 2009. Accessed December 6, 2013.

[vii] Briskin M, Winsor-Hines D, Syjan A, et al. Human mucosal addressin cell adhesion molecule-1 is preferentially expressed in intestinal tract and associated lymphoid tissue. American Journal of Pathology. 1997;51(1):97.     

[viii] Gledhill T, Bodger K. New and emerging treatments for ulcerative colitis: a focus on vedolizumab. Biologics: targets and therapy. 2013;7:123-130.