Los inversores no encuentran consuelo en este periodo de bajas rentabilidades que se han asentado en la mayor parte de los activos financieros en el mundo; sobre todo en el mercado de bonos.
 
Las políticas de expansión de tipos de interés cero y expansión monetaria de algunos bancos centrales de los principales países del mundo tiene claras repercusiones. Una de ellas es evidente y ha afectado a la rentabilidad de la renta fija.

Los expertos de Bank of America Merrill Lynch han publicado una nota para sus clientes en el que sobresale un gráfico que ha recogido Business Insider y que muestra que un 23%  de todos los bonos que cotizan en el mundo tienen un retorno del 0%, o menos!

Se trata de casi el doble del porcentaje que tenía rentabilidad negativa a principios de año, cuando esa cifra rondaba el 13%.

El informe muestra que ese porcentaje indicaría que hay alrededor de papel con un valor de 9 billones en el mercado que tienen rentabilidad negativa.

bonos en negativo


En este aumento ha tenido mucho que ver el número de bonos soberanos europeos que ya cotizan con retornos por debajo de cero. A finales del año pasado Deutsche Bank publicaba que un 40% de todas las emisiones gubernamentales ya cotizaban en este terreno. La mayor parte en países como Suiza, Alemania, Finlandia y Francia.

Pero la decisión del BCE de ir más lejos para activar el crédito y que la liquidez fluya por la economía real ha llevado a la institución monetaria a comprar renta fija corporativa con grado de inversión. Eso ha provocado que ya algunas compañías del viejo continente no solo se estén financiando gratis, sino que los inversores les paguen por ello.

QUIZÁ LE INTERESE LEER:
Europa y high yield, la alternativa al inversor en un entorno anestesiado por los bancos centrales