Reparando en unos pequeños detalles es posible detectar si estamos ante un billete falsificación.

Según Caixabank, en el último semestre se retiraron del mercado un total de 445.000 billetes falsos. El 80% de los apartados de circulación eran billetes de 20 y 50 euros.

Para poder detectar cuándo se trata de una billete falso sin necesidad de recurrir a un detector, es necesario seguir unos pasos. El primero, tocar el billete para detectar si la tinta del dibujo principal es más espesa. Además, los billetes de 200 y 500 euros tienen unas marcas táctiles en forma de rayas paralelas en el lateral y la parte inferior del anverso, que en caso de no percibirse, podría alertar de que se trata de una falsificación.

El segundo paso es aprovechar la contraluz para detectar las marcas de agua, ya que la cifra que sale debajo del motivo principal se volverá primero oscura para después pasar proyectarse sobre un fondo oscuro. Además, en el caso de tratarse de un billete de curso legal, se detectará la palabra “euros “ en el hilo de seguridad.

El tercero es girar el billete para detectar el símbolo “€” en la zona holográfica. Además, la banda que cruza verticalmente el billete y que incluye el valor del billete aparece y desaparece conforme se gira el billete. Otra banda, en este caso lateral y que atraviesa el anverso de los billetes de 5, 10 y 20 euros, tiene impreso el número y el símbolo del euro.

Los billetes de 50, 100, 200 y 500 euros tienen en el anverso, en lugar de la banda lateral, un pequeño cuadrado que, al rotar, pasa de tener su valor en el centro a reflejar una ventana.

Otro truco para detectar billetes falsos, es que los billetes de 50, 100, 200 y 500 euros cuentan con el número que marca su valor en grande y cambia de morado a verde o marrón, por lo que, en caso de que esto no ocurra, podría tratarse de una falsificación.