La operadora acusa con grandes descensos la fallida salida a bolsa de su filial Telxius que en un principio estaba prevista para el próximo lunes. Sus acciones retroceden más de un 4% desde la apertura del mercado español.
 
Telefónica explicó ayer en un breve comunicado su decisión de no sacar a bolsa su filial Telxius por la falta de demanda en la OPV. La noticia se ha recibido hoy con duras caídas que han sumado más de un 4% mientras que la acción tantea perder el nivel de los 9 euros. Los inversores han penalizado esta situación ante la falta de futuro claro que tiene ahora la compañía, sobre todo, por la reducción de deuda.

Telefónica gráfico


En un escueto comunicado a la CNMV, Telefónica señaló que “Telefónica ha decidido desistir de la mencionada Oferta, por no considerar adecuada la valoración de la compañía Telxius implícita en las órdenes de compra recibidas.” Además, la empresa asegura que “seguirá analizando alternativas estratégicas en relación a dicho activo”.

Hay que recordar que Telefónica había planeado colocar un 36,36%, ampliable al 40%, de Telxius y seguir siendo su accionista mayoritario. Este paquete tendría un valor de mercado de 1.090 millones de euros, representado por 90,9 millones de acciones en un rango de precio entre los 12 y los 15 euros.

La oferta ha sido exclusivamente dirigida a inversores cualificados y el procedimiento de book-building o prospección de demanda, que comenzó el 20 de septiembre finalizaba este jueves.



Si nos centramos en el aspecto técnico actual que tiene Telefónica, nuestros filtros de la zona Premium destacan que ahora mismo se encuentra en fase de consolidación, mientras que recibe una puntuación de 6 puntos en una escala que se mueve entre el cero y el diez. Su tendencia es alcista en el medio y en el largo plazo, aunque la mayoría de indicadores se encuentran en negativo.
Telefónica indicadores