Los títulos de Solaria están entre los que más posiciones han recuperado desde los niveles tras el voto de referéndum en Reino Unido. La compañía recupera en torno a un 40% de su valor que le permite anotarse una subida, en lo que llevamos de años, del 7,80%. Una revalorización que contrasta con la pérdida de más del 7% que experimenta el selectivo español en este mismo período.
 
 
Quizás por esto el valor es uno de los que mejor puntuación tiene en los indicadores técnicos. Una puntuación de nueve sobre 10 con tendencia alcista de largo y medio plazo, con momento total – lento y rápido- que es positivo y una volatilidad que juega a favor de la compañía.




 
La primera resistencia de Solaria se encuentra en los 0,80 euros por acción. Con un cierre por encima de ese nivel podríamos pensar que el valor puede seguir subiendo hasta niveles, dicen los expertos, de 0,83 euros – parte alta del canal – de incluso poner la vista sobre el euro por acción.  El nivel por debajo del cual la tendencia alcista de medio plazo se pondría en entredicho serían los 69 céntimos de euro.


 
Pero ¿qué factores juegan a favor de la buena evolución del valor en bolsa? Para empezar la compañía ha cerrado dos operaciones de financiación en Uruguay por 25 millones de dólares, según informó recientemente a la CNMV.  Una operación que se cerró con Corporación Interamericana de Inversiones (ICC), miembro del Grupo Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para la construcción, operación y mantenimiento de dos parques de energía sola fotovoltaíca en la región. 

El grupo continúa teniendo como objetivo estratégico su posicionamiento y consolidación como empresa de referencia en el mercado de la energía solar nacional e internacional. La compañía se ha propuesto elevar su Ebitda a través de la adquisición e incorporación a la generación de nuevos proyectos con desarrollo propio o externo.