Santander anuncia  la creación de una nueva división que integrará los negocios de banca privada y gestión de activos. La nueva división Wealth Management estará gestionada por Víctor Matarranz, hasta ahora responsable de Estrategia del grupo. La nueva estructura permitirá dar mejor servicio a los clientes de banca privada y aprovechar la ventaja competitiva de estar presentes en diez mercados principales.  
 

Tras el anuncio de la recompra de todo el negocio de Santander Asset Management en noviembre del año pasado, la nueva división contribuirá a consolidar la estrategia del grupo de integrar mejor el negocio de gestión de activos en la actividad del banco, al tiempo que mejorará la eficiencia operativa. Todo ello, en un negocio con un bajo consumo de capital. 
 
El área de banca privada de Santander cuenta con un patrimonio bajo gestión más de 160.000 millones de euros. Una parte de estos fondos están administrados por Santander Asset Management, que cuenta con unos activos bajo gestión de 180.000 millones de euros. La nueva división se ha planteado como objetivo financiero que estos activos crezcan anualmente a tasas de doble dígito para 2020. 
 
Bajo el liderazgo de Víctor Matarranz, director general y miembro del comité de dirección, esta división impulsará un nuevo modelo de atención dirigido a los más de 170.000 clientes de este segmento en todo el mundo. Aprovechando la escala y capacidades tecnológicas del Grupo Santander, los clientes podrán contar con una nueva plataforma digital para la gestión de sus necesidades financieras y la experiencia de una amplia red de oficinas y gestores en todo el mundo. 
 
La nueva división de Wealth Management estará integrada por una nueva unidad de Banca Privada, el negocio de Santander Asset Management* y Banca Privada Internacional (BPI). Los responsables de banca privada y gestión de activos de las geografías tendrán un doble reporte a los bancos locales y a la nueva división, siguiendo el modelo del banco. 
 
Durante los pasados tres años, Víctor Matarranz ha tenido la responsabilidad de liderar el área corporativa de  Estrategia, de la que se hará cargo Enrique Álvarez, quien ha sido durante los dos últimos años director adjunto del área. Víctor Matarranz reportará a José Antonio Álvarez, consejero delegado de Banco Santander, y Enrique Álvarez a Ana Botín, presidenta del banco. 
 
Ana Botín dijo: “Tenemos el objetivo de acelerar nuestra transformación digital para satisfacer las necesidades financieras de nuestros 131 millones de clientes, en todo momento y desde cualquier lugar, y de una manera sencilla, personal y justa. La nueva división global de Wealth Management de Santander jugará un papel muy importante en esta transformación en un segmento muy relevante para nosotros en todas nuestras geografías y que requiere de una combinación de servicio global y local”.  
 
José Antonio Álvarez señaló: “Banco Santander tiene una gran oportunidad para crecer en el  negocio de banca privada y gestión de activos. Nos hemos fijado unos objetivos muy ambiciosos que confío alcanzaremos. El modelo Santander permite construir, a partir de la colaboración y la eficiencia, un negocio de wealth management que sea referencia a nivel mundial”.  
 
En el caso de Santander Asset Management, su integración está condicionada a la ejecución de la compra por parte de Santander de la participación que actualmente se encuentra en manos de terceros.

Más información, aquí