El grupo Sacyr ha obtenido en los nueve  primeros meses de 2016 un beneficio neto de 89,4 millones de euros, un 25,6% más en términos comparables que el del mismo periodo de 2015. El ebitda ha registrado un incremento del 6,1%, hasta situarse en 261,6 millones de euros.
 
 
Estos datos confirman la acertada estrategia del grupo que está aumentando su perfil de compañía global aplicando un estricto sistema de gestión de riesgos y control de costes.  La cifra de negocios ha crecido un 1,8% hasta los 2.161,2 millones, gracias al fuerte impulso de la actividad internacional. El 52% de los ingresos procede de fuera de España.  El margen bruto sigue mejorando al pasar del 11,6% al 12,1%.
 
La cartera de ingresos futuros se situaba en septiembre en 26.240 millones de euros y se apoya, principalmente, en las actividades más recurrentes: Sacyr Concesiones, con 12.895 millones, supone el 49% del total, y Valoriza, con 6.516 millones, el 25%. La cartera se incrementará en el último trimestre al incorporarse importantes contratos ya adjudicados como la construcción y concesión de Rutas 2 y 7 de Paraguay con una cartera de 1.300 millones de euros o el lote 2 de la recogida de RSU de Madrid que aportan 87 millones de euros a la cartera.
 
El 52% de la cartera total ya procede de la actividad internacional, pese a que importantes contratos como la concesión Pedemontana-Veneta de Italia o  la autopista Mar 1 de Colombia no entran en el perímetro de consolidación. Dentro de la actividad de construcción este porcentaje asciende al 83% debido a la intensa actividad licitadora que se está realizando fuera de España; en concesiones el 59%; en servicios el 29%; y en industrial supone el 21% de su cartera.
 
EVOLUCIÓN DE LOS NEGOCIOS        
 
Sacyr Construcción.- Los ingresos del área se situaron en 997 millones de euros, un 15,2% menos. El ebitda fue de 38 millones de euros, dato positivo teniendo en cuenta el entorno difícil para esta área de actividad en España, Portugal y otros mercados. Para paliar esta situación la compañía ha afrontado la realización de un ERE (que recoge el impacto negativo no recurrente de -25,5 millones por el ajuste de personal realizado en España y Somague) y otras medidas de transformación del modelo de negocio para ganar en eficiencia y productividad en los próximos meses.
 
La cartera de obra se sitúa en los 4.280 millones de euros, de los que un 83% corresponde a proyectos internacionales. En este sentido, la cartera se verá sensiblemente incrementada y con mayor perfil internacional con las adjudicaciones de Paraguay y de contratos pendientes de firma en Chile y México, entre otros. Sacyr Concesiones.- Esta división ha seguido contribuyendo a aumentar el perfil concesional del grupo a la vez que mejora su cartera y su estructura financiera.
 
La cifra de ingresos de las concesiones explotadas por Sacyr Concesiones mejoró un 14,9%  hasta 232,9 millones de euros, un dato muy positivo obtenido gracias a la mejor evolución del tráfico en España (+5%) y de las concesiones chilenas (+8%).
 
Los ingresos de construcción fueron de 168,3 millones, un 19% menos por el grado de avance de las concesiones en Chile.
 
En total, la cifra de negocios alcanzó los 401,2 millones de euros, en términos comparables, eliminando el efecto de las desinversiones, un 1,4% más.  El ebitda generado ascendió a 158,3 millones (un 16,8% más que hace un año, en términos homogéneos) y el margen se mantuvo estable en el entorno del 69%. El beneficio neto fue de 26,2 millones. La cartera de la actividad se sitúa en los 12.895 millones, con un 59% de ingresos futuros provenientes del exterior.
 
Sacyr Concesiones cerró en los nueve primeros meses, dentro de su estrategia habitual de rotación de activos, la desinversión en tres hospitales en Portugal por 113 millones de euros incluyendo deuda, pero mantiene una participación minoritaria que le permitirá seguir prestando los servicios de gestión de los centros hospitalarios. Por otra parte, se refinanciaron las concesiones de Aunor mediante una emisión de bonos por importe de 54 millones y los intercambiadores de Moncloa y Plaza Elíptica en Madrid con nueva deuda a 25 años por 190 millones de euros, obteniendo en ambos casos los beneficios de las mejores condiciones actuales de los mercados financieros.
 
Valoriza.- La filial de servicios ha conservado su alto nivel de facturación y contratación manteniendo una rentabilidad adecuada.
 
Valoriza facturó 654 millones de euros (+15,4%), gracias al crecimiento experimentado por medioambiente (+12,5%), multiservicios (+25,7%) y agua (+1%). El ebitda alcanzó los 52,5 millones de euros, lo que supone un margen del 8%. Por áreas, medioambiente facturó 262 millones de euros; multiservicios, 281,7 millones; y agua, 108,4 millones.
 
La cartera de ingresos futuros de Valoriza asciende a 6.516 millones de euros (+8%) de los que un 29% se encuentra en el exterior. Durante el ejercicio, destacan las siguientes adjudicaciones:

- Valoriza Agua: desaladora de Sohar en Omán por importe de 1.200 millones de dólares;

- Valoriza Servicios Medioambientales: limpieza viaria y recogida de residuos sólidos urbanos en Albacete por 164 millones durante 15 años; recogida y transporte de los residuos sólidos urbanos de la zona Este de Madrid por 87 millones de euros; limpieza viaria y recogida de RSU de Ibiza por 68 millones, entre otros.

- Valoriza Servicios a la Dependencia: servicios de ayuda domiciliaria en 5 distritos de Madrid por 154 millones durante 3 años y en los distritos de Gracia y El Ensanche (Barcelona) por importe de 29 millones durante 2 años;

- Valoriza Facilities: servicios de limpieza de los edificios e instalaciones de hospitales y centros de salud de Elche, Alcoy y Requena por 15 millones; limpieza del material móvil del Metro de Madrid, lotes 1 y 2, por 21 millones de euros en 4 años; limpieza de autobuses e instalaciones de la compañía de transportes ALSA por 18 millones de euros, entre otros.
 
Sacyr Industrial.

La división más joven del grupo mantiene su alto ritmo de crecimiento y cumpliendo las previsiones. La cifra de negocios de Sacyr Industrial creció un 53% hasta los 289,7 millones de euros, destacando el segmento de Petróleo y Gas en el que la facturación ha crecido 145% hasta 171,7  millones por el avance de los proyectos en curso y pese a que el relevante área de generación (-21%) se ha visto afectada por los más bajos precios del pool eléctrico.
 
El ebitda fue de 22,4 millones de euros con un notable incremento del 82%. Esto supone un margen de negocio del 7,7%, mejor que el 6,5% del año anterior.
 
La cartera también ha registrado una evolución positiva (+6%) hasta los 2.548 millones de euros, en la que destaca especialmente el componente internacional que ha crecido un 55% hasta 526 millones de euros.
 
En los nueve primeros meses del año, Sacyr Industrial se ha adjudicado su primer contrato en Ecuador: la construcción de una planta cementera en Chimborazo por 150 millones de euros. Además, ha entrado también en Chile con contratos de mantenimiento de redes eléctricas y construcción de subestaciones y ha ampliado la cartera de Sacyr Nervión en mantenimiento de instalaciones y de EPC con Sacyr Fluor.
 
A 30 de septiembre, los resultados financieros (-154,6 millones de euros) han mejorado un 17%. La deuda financiera neta del grupo se sitúa, tras la operación de derivados, en 4.021 millones de euros. Del total de la deuda, 2.380 millones están ligados a las actividades de la compañía, de los que 1.855 millones corresponden a proyectos concesionales (en un 87% es financiación a muy largo plazo), que se cubren con los flujos de caja generados por las operaciones (ebitda de 261,6 millones hasta septiembre). Otros 1.088 millones corresponden al crédito por la participación del 8,4% en Repsol, cuyo coste financiero se cubre con el dividendo y cuyo sobrante se destina a las sucesivas amortizaciones parciales.