Los beneficios de Sacyr crecieron un 4,4% en el primer semestre del año gracias a la buena evolución de todos los negocios salvo el de construcción. En concreto, la compañía ganó 64,45 millones de euros.
Las ventas aumentaron un 5,6% con respecto al mismo periodo del año anterior hasta situarse en 1.414 millones de euros.
 
Como explica la propia compañía en su comunicado, “el crecimiento de la cifra de negocios y el EBITDA es consecuencia de la favorable evolución de las actividades de Concesiones, Servicios e Industrial, cuyo buen comportamiento compensa la desaceleración de la actividad de construcción”.

Sacyr, que abandonó el Ibex 35 en junio del año pasado, explica que “la cartera de ingresos futuros alcanza los 26.381 millones de euros. Más del 70% de esta cartera corresponde a las actividades más recurrentes de la firma: concesiones y servicios, que representan el 49% y el 24% respectivamente de la cartera total.  El volumen de la cartera de obra supera  los 4.400 millones de euros, por las adjudicaciones conseguidas principalmente en el exterior”.

Más de un 50% de toda la cartera de negocios de la  empresa –sobre todo en construcción , concesiones y EPC-. La cifra sería superior si se tuviera en cuenta que estas cifras no recogen algunas concesiones fuera de nuestro país.

En estas cifras aún no se ha incluido el contrato de explotación recientemente adjudicado de una desaladora de agua de mar en Sohar (Omán)  por un importe aproximado de 1.050 millones de euros (1.200 millones de dólares).
resultados de Sacyr