La compañía atribuye este resultado a la buena marcha de sus negocios en el exterior y a la mejora de las ventas.

Según la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en los tres primeros meses del año el grupo facturó 702 millones de euros, un 19% más.

Por divisiones, la de Construcción siguió siendo la que más sumó al grupo, en concreto 368 millones, un 22,3% más que hace un año. La siguen el área de Servicios -con la sociedad patrimonialista Valoriza- que alcanzó los 175,5 millones (un 1,5% menos), la de Concesiones (132,7 millones, casi un 20% más), la Industrial (52 millones, un 22,8% más) y la filial inmobiliaria Testa (42 millones, 0,6% más).

En el área de Construcción, la empresa destaca el incremento de su actividad internacional que creció un 20%, impulsada por la facturación de los proyectos de cartera en Latinoamérica y Oriente Medio. El 73% de esta división proviene del exterior.

La contracción de la división de Servicios se explica por la desinversión de activos de agua en Portugal que se realizó en junio del año pasado (y que, por tanto, no se vio reflejada en el primer trimestre de 2014) y la finalización de las obras de una desaladora que se encontraba a pleno rendimiento el año pasado. Por su parte y aún dentro de Servicios, Medioambiente y Multiservicios experimentan una evolución positiva con crecimientos del 1% y del 10% en cada caso.

Por su parte, Sacyr Concesiones facturó un 20% más, gracias a los cambios en el método de consolidación, la mejora del tráfico en las autopistas, la entrada en explotación de Rutas del Desierto, el avance de las concesiones adjudicadas en Chile y la constitución de una concesionaria en Perú.

La compañía ha querido destacar que en el primer trimestre de 2014 se incluyeron en los resultados beneficios no recurrentes generados por las desinversiones realizadas en activos concesionales y de la actividad de servicios por importe de 23 millones. También se incluyeron 2 millones de euros de beneficio de la venta de un edificio de viviendas en Madrid. Por este motivo el resultado de ambos periodos, a su juicio, no es comparable.


Aumento del Ebitda
El resultado bruto de explotación (ebitda) se incremento un 23% hasta los 111 millones de euros, gracias al aumento de tráfico de las autopistas, a la entrada en explotación de un tramo de las Rutas del Desierto en Chile y a los cambios en el perímetro de consolidación por la incorporación de ocho activos concesionales que el pasado año consolidaban por puesta en participación.

El ebitda del grupo se ve afectado por la caída del precio del petróleo que ha supuesto un retraso en algunos proyectos de Somague, especialmente en Angola y Brasil. Está previsto que su impacto e normalice a lo largo del ejercicio. Además, de no haberse vendido el edificio de viviendas madrileño mencionado antes, el crecimiento del ebitda se alzaría hasta del 26%.

El margen del ebitda sobre la cifra de negocios se sitúa en el 15,8% frente al 14,9% de hace un año. El ebit, por su parte, fue de 75,7 millones, un 20,9% más que el año anterior.

La deuda financiera neta de Sacyr se situaba al cierre de marzo en 7.084 millones de euros, superior en 563 millones a la de finales de 2014, debido principalmente a los cambios en la consolidación de las sociedades concesionarias.


Testa
Testa, la filial inmobiliaria del grupo, ha suscitado últimamente mucho interés por las intenciones de la compañía de realizar una oferta pública de suscripción (OPS) del 30% de la compañía (aunque también se está planteando la posibilidad de integrarla con Colonial para crear la mayor inmobiliaria española y una de las mayores de Europa).

En este trimestre, Testa facturó 42 millones de euros, un 0,6% más, y su ebitda se situó en 35 millones, lo que supone un repunte del 1,4% si se descuentan los resultados por ventas de inmuebles.

El valor de mercado de los activos de la filial ascendía, al cierre de 2014, a 3.180 millones de euros, según un tasador independiente, lo que supone unas plusvalías no contabilizadas de 1.054 millones.


Actividad en el exterior
La actividad internacional supuso en el primer trimestre el 38% de la cartera, que asciende a 28.286 millones de euros. La mayor parte de la cartera se concentra en concesiones (un 47% del total) y servicios (un 22%).

Actualmente, las problemáticas obras del Canal de Panamá que hace un año suscitaron tanta polémica, registran un grado de avance del 90%, de manera que en las próximas semanas comenzará la inundación e inicio de las pruebas de funcionamiento de las nuevas exclusas.

Acceda a todos los análisis de Sacyr