“El mercado está esperando en calma tensa el día de mañana por la decisión del BCE. El mercado está posicionado esperando que haya una bajada de tipos de interés y de los tipos de depósitos”.

Otra medida, la más agresiva que podría tomar el organismo, pasaría por “un LTRO, que es menos probable, aunque mejoraría el crédito a empresas y la fragmentación del mercado”.

Repsol es el protagonista del día. “Si uno mira los multiplicadores de la compañía está muy por encima de las media histórica y muy por encima de los máximos, por lo que estamos más en un punto de venta. Además, teniendo en cuenta la salida de Pemex, también nosotros somos partidarios de vender”.

Nomura ha rebajado las expectativas para Bankinter y Banco Popular. El experto recuerda que “cuando estaban valorados a 0,5 valor en libros no los compraba nadie y ahora todo el mundo celebra que estén por encima del 1% del valor en libros. No obstante, a nosotros nos parece que hay que seguir en ellos, aunque la gran oportunidad de inversión en estos valores ya ha pasado. Me parece más interesante Liberbank a largo plazo”.


Declaraciones a Radio Intereconomía