La compañía ganó 3,2 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone su mejor resultado trimestral desde 2007, en pleno boom inmobiliario. La cifra es cinco veces superior a la del mismo periodo del año anterior.


Las operaciones más destacadas de la inmobiliaria en el primer trimestre del año han sido las ventas en Barcelona del Edificio Mercurio y de los inmuebles de Santa Filomena y la Rambla del Carmel.

Las ventas, por su parte, se han duplicado hasta lograr situarse en 4,2 millones de euros durante el periodo.

Comentan en la inmobiliaria que “la cartera de negocio con la que cuenta la compañía a mes de marzo de 2017 asciende a 214,7 millones de euros y se sitúa al mismo nivel que la del mes de diciembre de 2016, que fue de 215,4 millones de euros. Adicionalmente, Renta Corporación gestiona activos para la venta en alianza con fondos inmobiliarios con un importe estimado de inversión de unos 45 millones de euros”.

REsultado de Renta corporación

Durante este trimestre hemos conocido que Renta Corporación y la firma holandesa APG han creado una socimi. La entidad neerlandesa será la máxima accionista de este nuevo vehículo que tiene la intención de adquirir activos residenciales por 250 millones de euros.

“El vehículo, que cuenta con un capital comprometido de 130 millones de euros, financiará las operaciones hasta un máximo del 50% del valor bruto de los activos. La gestión del vehículo, cuya actividad se centrará en Madrid y Barcelona, pero no descarta incursiones en otras capitales de provincia españolas, la realiza en exclusiva Renta Corporación. De esta manera, la compañía inicia una nueva línea de negocio adicional que le supondrá ampliar su mercado objetivo y obtener mayores ingresos a partir de este momento”, señalan en la entidad