El beneficio neto un 0,5% respecto al mismo período del año anterior, está en línea para alcanzar los objetivos de la compañía. El EBITDA desciende un 6,6% por la anualización de los gastos de personal de la actividad internacional que se contrató a lo largo de 2015.

En definitiva, los resultados del primer trimestre de 2016 se han situado en línea con nuestras estimaciones en ventas y beneficio neto, ligeramente inferior en EBITDA. El EBIT cayendo un 6% pese a las menores amortizaciones contabilizadas.

La deuda neta se recorta ligeramente hasta 4.145 millones de euros con un ratio Deuda Neta/EBITDA en 4,4veces y con reducción de coste medio hasta 2,3%.

En la conferencia (9.00h), atención a las perspectivas para el negocio internacional que podría presentar mejoras. 

No esperamos una reacción significativa de la cotización aunque seguimos considerando a Enagás como un valor defensivo, con una gran visibilidad de resultados y una atractiva política de remuneración a los accionistas (La rentabilidad por dividendo estimada para 2016 en efectivo es del 5,2%) apoyada por una recurrente generación de caja y un crecimiento procedente de la actividad internacional, donde se están destinando gran parte de las inversiones.

 

 

Enagás, resultados 1T16.

 

  •  
  • Destaca el buen comportamiento del resultado por puesta en equivalencia que pasa de 8,9 millones de euros en 2014 a 17,4 millones de euros gracias a los nuevos proyectos brownfield adquiridos en 2015.
  •  
  • La deuda neta desciende un -2,2% hasta los 4.145 millones de euros (mejorando nuestras estimaciones un 1,8%) alcanzando un apalancamiento medido por el ratio Deuda Neta/EBITDA de 4,4 veces, con el coste medio reduciéndose hasta 2,3% (en el primer trimestre de 2015 ascendía al 3%) con una vida media de 6,2 años y con el 83% a tipo fijo.
  •  
  • Las inversiones alcanzan los 71,9 millones de euros (las estimaciones de Renta 4 eran de 60 millones) de los que 60 millones de euros se destinaron a la actividad internacional.
  •  
  • Se ha observado un descenso de la demanda de gas del 1,4% durante el ejercicio debido principalmente al efecto del buen clima registrado este primer trimestre del año, así como por una menor generación eléctrica por la mayor hidraulicidad del periodo. Sin embargo vemos como la demanda industrial (más de la mitad del consumo en España) crece un 1,8% respecto al primer trimestre de 2015.
  •