Cada vez son más los españoles que hoy en día optan por trabajar fuera de la oficina, al menos durante una parte de la jornada. Según el último estudio de Regus realizado entre más de 22.000 trabajadores de más de 100 países, el 80% de los profesionales españoles confirma el auge de las prácticas de trabajo flexible en España en los últimos cinco años.

La inestabilidad económica presente en los últimos años ha sido el detonante para que el trabajo flexible haya empezado a tener mayor consideración entre las empresas españolas. El 64% de los españoles considera que la carga motivacional que inyecta en las plantillas genera una ventaja significativa frente a la competencia. Esta se refleja en la creación de un sentimiento de empresa, de vital importancia en periodos con tantos contratiempos.

Hoy en día las empresas españoles ven el trabajo flexible como una clave para fomentar la productividad, según el 86% de los encuestados. No obstante, la productividad puede verse obstaculizada por la dificultad que muchos encuentran en la localización de un lugar adecuado para trabajar fuera del ambiente de la oficina, con emplazamientos ruidosos y perturbadores que muestran un verdadero problema para los profesionales. Los encuestados identificaron como principal enemigo de la productividad los atascos de tráfico (54%) para llegar a la oficina o regresar, las reuniones interminables (48%) y los fallos técnicos (44%) en las áreas de trabajo alternativas como los cafés.

Trabajar de forma flexible puede convertirse en un infierno si no se elige bien el lugar. Los más denostados por los españoles son, además de las cafeterías, los hoteles y las bibliotecas públicas por su ruido, falta de privacidad y sus constantes interrupciones por fallos en la conexión a Internet. Como primera opción para trabajar de forma remota se encuentran los centros de negocios (63%), seguidos de la creación de entornos profesionales dentro de los hogares (61%).

Estrategias de Inversión
¡Atención!  Los índices se preparan para rebotar
¡Atención! Los índices se preparan para rebotar

Philipp Jiménez, Country Manager de Regus en España apunta: “Los centros de negocios ofrecen la opción de trabajar desde diferentes localizaciones, hecho que puede ser enormemente beneficioso para muchos trabajadores pero el reto está en encontrar el ambiente correcto fuera de la oficina que permita a la gente seguir siendo tan, sino más, productiva”.

Regus es el proveedor mundial de espacios de trabajo.

Estrategias de Inversión
Del Bitcoin al metaverso, el futuro de los activos digitales
Del Bitcoin al metaverso, el futuro de los activos digitales

Su red de más de 2.000 centros de negocios repartidos en 104 países proporciona espacios de gran calidad, cómodos y completamente equipados donde trabajar, ya sea durante unos minutos o durante unos años. Empresas como Google, Toshiba y GlaxoSmithKline confían en Regus a la hora de llevar a cabo un trabajo flexible y de hacer que sus negocios prosperen.

La clave del trabajo flexible es la comodidad y, por eso, Regus abre sus centros allá donde sus 1,8 millones de miembros lo necesitan: en el centro de las ciudades, barrios de la periferia, centros comerciales, locales de venta al público, estaciones de ferrocarril, estaciones de servicio de autopistas e incluso en centros comunitarios.

Regus, fundada en 1989 en Bruselas (Bélgica), tiene su sede en Luxemburgo y cotiza en la bolsa de Londres. Para obtener más información, visite: www.regus.com