Los títulos de IAG se desploman en el mercado y, con caídas de más del 8%, cotizan el profit warning anunciado por Air France -kLM para 2014. La aerolínea gala ha confirmado que este año podría ganar entre 2.200 y 2.300 millones de euros - 300 millones menos de lo previsto - por la sobrecapacidad de algunas líneas de larga distancia. 
 
El sector de las aerolíneas europeas sufre tras el anuncio realizado por Air France- KLM en el que ha rebajado las previsiones económicas para 2014 dada la sobrecapacidad de algunas líneas de larga distancia, la deuda del gobierno de Venezuela  con las compañías aéreas y la caída del transporte de mercancías. Hechos que han provocado que la aerolínea franco - holandesa haya  rebajado hasta los 2.200-2300 millones de euros - desde los 2.500 millones previstos anteriormente - el beneficio bruto de explotación (Ebitda). 

Unas cifras que van de la mano de las publicadas por Deutsche Lufthansa AG, que también ha modificado a la baja sus proyecciones de beneficios por una sobrecapacidad en las rutas de largo radio por los recortes en las tarifas. Además, ha confirmado que las tarifas  tanto de los pasajeros como para carga disminuyeron  el mes pasado, al tiempo que las reservas se han reducido para este mes y el que viene.  “Aunque no representen un punto de inflexión en las tendencia del mercado, las cifras relativas al tráfico de junio y las relativas a las reservas en julio y agosto reflejan la sobrecapacidad en las rutas de largo radio, sobre todo Norteamérica y Asia, con el correspondiente impacto en los rendimientos”, ha especificado la compañía.

En los mercados, la reacción no ha tardado en llegar. De hecho, los títulos de Air France- KLM pierden más del 9%, Lufthansa descuenta más de tres puntos porcentuales en tanto que las acciones de IAG también sufren pérdidas de más del 8%, con lo que sus títulos cotizan en los 4.1890 euros por acción.