"Apoyamos la reciente iniciativa de la OPEP para fijar límites a la producción de petróleo. Esperamos que en la reunión de la OPEP de noviembre, la idea se materialice en un acuerdo oficial, dando una señal positiva a los mercados y a los inversores", ha asegurado Putin en el Congreso Mundial de la Energía que se celebra en Estambul, según publica RT.
Las declaraciones del presidente ruso han sido suficientes para animar a los inversores a retomar las contras. Tras iniciar el día con leves caídas, el crudo se ha dado la vuelta y cotizaba, a la hora del cierre de Wall Street, con ganancias del 2% que llevan al barril tipo Brent, referencia en Europa, a rozar los 53 dólares y a sobre pasar máximos anuales.

Putin: "Esperamos que en la reunión de la OPEP de noviembre, la idea se materialice en un acuerdo oficial, dando una señal positiva a los mercados y a los inversores"
Putin también ha defendido que la era del petróleo y del gas tardará en agotarse, informa RT: "La demanda de energía tradicional no admite sólo la motorización y la electrificación de enormes economías como China e India, sino también por la participación continua de los productos de petróleo y gas en los más diversos ámbitos de la vida y en los procesos industriales".
TODO SE JUEGA EN VIENA

Los miembros de la OPEP sorprendieron el 28 de febrero al anunciar un acuerdo para fijar un techo de producción que suponía el primer pacto en este sentido en dos años, y un leve recorte que es el primero en ocho años si se materializa. El cártel decidió crear una comisión de expertos para determinar los esfuerzos de cada país de cara a alcanzar la meta de 33 millones de barriles diarios.
Hasta el 30 de noviembre los inversores no sabrán si el acuerdo son meras palabras o un cambio de estrategia. "El hecho de que el cártel limite sólo la producción a los 33 millones de barriles diarios no contribuye demasiado a equilibrar el mercado. Seguimos creyendo que el gran recorte de producción para alcanzar este equilibrio será realizado por los países no pertenecientes a la OPEP", explica Nitesh Shah, analista de ETF Securities. Por ello, el papel de Rusia es clave.
EL OPTIMISMO DE LA OPEP
El secretario general de la OPEP, Mohammed Barkindo, ha señalado este lunes que esperaba alcanzar un consenso en Estambul con las naciones fuera del grupo sobre la implementación de un acuerdo para reducir la producción global de petróleo.
Barkindo ha apuntado que las "consultas" entre miembros de la OPEP y naciones fuera del bloque se realizarían el miércoles en Estambul, donde los representantes de países petroleros se han congregado para asistir esta semana al Congreso Mundial de Energía. "Toda la atmósfera ha cambiado positivamente (con las naciones fuera de la OPEP)", ha dicho Barkindo a Reuters, y añadió que los estados fuera del cartel "apoyan" un acuerdo sobre los niveles de producción de crudo.