MADRID, 29 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- Indignación, estupefacción y, en general, sentimiento de reproche es el que planea sobre la sociedad catalana tras la confesión de quién fuera presidente de la Generalitat de Cataluña durante más de 20 años, Jordi Pujol, de una reiterada evasión de capitales durante 34 años.
Varios miembros del Ejecutivo catalán han expresado su condena, pero de entre todas las declaraciones de consellers, rescatamos la del titular catalán de Economía, Andreu Mas-Colell, quién dijo que "iremos recibiendo más información en los días que vienen".
Y estas noticias no se han hecho esperar. Aparte de la renuncia del ex jefe del Ejecutivo catalán a todos sus cargos y privilegios, anunciada por el president de la Generalitat, Artur Mas, se ha conocido también que la Fiscalía Anticorrupción está investigando a Oleguer Pujol, el hijo menor de Jordi Pujol, por un delito de blanqueo de capital.
Lea también: En directo: Comparecencia de Mas por el caso Pujol
Así, los fraudes y posibles delitos de Jordi Pujol Soley y Oleguer Pujo Ferrusola, se suman a las pesquisas que llevan algún tiempo haciéndose sobre los negocios del mayor de los vástagos del ex president, Jordi Pujol Ferrusola. Y también a la imputación en el caso de las ITV del 'delfín', Oriol Pujol, que estaba llamado a suceder a Pujol padre en la primera fila política catalana.
Repasemos qué se atribuye a cada uno:
Jordi Pujol y Soley
El que fuera president de la Generalitat de Cataluña durante 23 años confesó poseer dinero de una herencia sin regularizar. Ha mantenido este capital durante 34 años en el extranjero. Pero el caso podría ser más grave ya que que según el ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, Pujol habría hecho público este hecho presionado por las investigaciones del Ministerio.
El sindicato de ultra derecha Manos Limpias ha denunciado al ex jefe del Govern por delitos fiscales, soborno, tráfico de influencias, blanqueo de capitales, prevaricación, falsedad en documento público y malversación de caudales públicos.
También se han querellado contra la esposa del ex president, Marta Ferrusola, a quién consideran cómplice y encubridora.
Lea también: Los privilegios de Pujol: pensión vitalicia y chófer personal
Jordi Pujol Ferrusola
El mayor de los siete hijos del ex president presenta una larga lista de irregularidades y tiene una investigación abierta a cargo del juez Pablo Ruz por supuesto blanqueo de capital.
Jordi Pujol Ferrusola llevaba a Andorra mochilas con billetes de 500 euros
La Audiencia Nacional abrió una causa hace 19 meses sobre los negocios de Pujol Ferrusola, a raíz de una denuncia presentada por su ex amante María Victoria Álvarez Martín sobre supuestas operaciones de blanqueo de capitales que presenció en distintos viajes a Andorra, Londres, Méjico y Buenos Aires. De hecho, contaba Victoria Álvarez que había sido testigo de las escapadas a Andorra con mochilas llenas de billetes de 500 euros.
Además, se está analizando el entramado empresarial del mayor de los Pujol Ferrusola que contaba con una clientela de hasta 17 sociedades que habían declarado en sus cuentas “ingresos procedentes de distintos organismos públicos de Cataluña”.
Lea también: El hijo de Jordi Pujol multiplicó su fortuna en España y movio 55 millones a paraísos fiscales
Oriol Pujol Ferrusola
Hace 16 meses se vinculó el nombre del que estaba llamado a suceder al ex president en la primera línea de CiU y de la política catalana, con el caso de las ITV, que habría manipulado la adjudicación de estas Estaciones de Inspección Técnica de Vehículos y recibido comisiones.

Oriol Pujol, que ocupaba la silla de secretario general de CDC y era diputado en el Parlament, se vio obligado a dejar sus cargos ya que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña consiguió demostrar que uno de los empresarios relacionados con el caso, Sergi Alsina, amigo de Oriol Pujol, llegó a pagar a la mujer del dirigente de Convergència hasta 200.000 euros por “asesoramiento”.
Lea también: Oriol Pujol deja la secretaría de CDC y renuncia al escaño en el Parlament
Oleguer Pujol Ferrusola
La Fiscalía anticorrupción ha abierto diligencias contra Oleguer Pujol, el menor de los siete hermanos, por supuesto blanqueo de capital a través de millonarias inversiones inmobiliarias. Se calculan movimientos por un valor de unos 3.000 millones de euros.
Algunas de estas operaciones podrían ser la compra de más de 1.152 sucursales del banco Santander a finales del 2007, operación que costó 2.000 millones de euros.
Supuestamente, Oleguer Pujol habría efectuado estas compras a través de créditos sindicados que habría ido devolviendo con dinero procedente de cuentas en paraísos fiscales.
Lea también: Oleguer Pujol, el menor de los Pujol, también investigado por la Fiscalía
Mireia Pujol Ferrusola y su piso de protección oficial
También en estos días ha salido la noticia de que la inmobiliaria Realia, participada por Bankia y Fomento de Construcciones y Contratas, adjudicó en el año 2002 un piso de protección oficial a Mireia Pujol Ferrusola, hija pequeña de Jordi Pujol, mientras éste todavía era presidente de la Generalitat.
Mireia Pujol compró un piso de 127 metros cuadrados de protección oficial
Publica El Economista que mes y medio antes de que la hija menor de Pujol firmara la compra del inmueble, de 127 metros cuadrados y en primera línea de mar, en febrero de 2002 recibió la calificación definitiva de Vivienda de Protección Oficial (VPO) por parte de la Dirección General de Arquitectura y Vivienda del departamento de Política Territorial de la Generalitat.
Josep Pujol Ferrusola también tenía activos en paraísos fiscales
Josep Pujol regularizó su capital en el extranjero
Según publicaba El Mundo, el segundo de los hijos del ex president admitió a ese diario que se acogió a la última amnistía del Gobierno de Mariano Rajoy para regularizar dos millones de euros que tenía en paraísos fiscales.
El hecho se dio a principios de 2013 y levantó cierta polémica ya que hubo confusión con la cantidad regularizada, ya que algunos medios la cifraron en hasta 22 de euros. Josep Pujol se defendió aduciendo que se trataba de una confusión ya que un empresario, con su mismo nombre y apellidos, Josep Pujol Ferrusola, que sería el poseedor de estos millones.
Marta y Pere Pujol Ferrusola, contratados por la Generalitat
La mayor de las hijas de Jordi Pujol, que es arquitecta, habría realizado proyectos para la Generalitat durante los años 90. De hecho, en 1999 la prensa se hizo eco de hasta siete proyectos de obra pública que habría desarrollado Marta Pujol. Seis de ellos se otorgaron por el sistema de adjudicación directa.
Pere Pujol obtuvo contratos de la Generalitat en 2002, durante su etapa de gerente de la consultora medioambiental Entorn Enginyeria i Serveis. En el mismo año, también obtuvo contratos por parte de la Generalitat.