El mercado lo vemos con incertidumbre, despertando miedo a los inversores. Debemos de ver el telón de fondo: más allá de Grecia y reunión del Eurogrupo, el mercado americano – con un discurso sensato por parte de Yellen – da un paso adelante e incluso comenta que la subida que se podía prever en 2015 podrían ser dos e incluso a finales de año. 

Un discurso muy sensato en el que no debemos tener ningún problema ante un repunte de la renta variable americana. Aquí en Europa, el tema de Grecia copa los intereses peor los rangos de 10.700-10.900 puntos, que son de vital importancia. Si se superan al alza, tomaremos nuevas posiciones.

¿En qué compañías? Hemos visto cómo en siete ocasiones se ha apoyado en el nivel de soporte en el que estamos actualmente y podríamos ver un repunte importante. El sector bancario podría repuntar, incluso viéndolo de forma positiva en lo que queda de verano, una lateralidad que podría ser ampliada a un rango mayor incluso yéndonos a los 11.000 puntos. Sector consumo también se podría comportar bien.

El dólar ha tenido un repunte negativo, apreciación del euro que ha venido por la dilatación de modificación de tipos de interés dentro del mercado americano. Esa subida de tipos se podría llevar a cabo. Los 1.13 e incluso moverse una figura o dos arriba, son niveles óptimos para el euro-dólar.

Declaraciones a Radio Intereconomia