Pfizer acaba de anunciar los resultados de dos estudios en Fase 2 de su vacuna rLP2086, actualmente en fase de desarrollo para la prevención de la enfermedad meningocócica invasiva causada por la Neisseria meningitidis serogrupo B (meningococo B) en personas de entre 10 y 25 años de edad. En ambos estudios, se ha observado la capacidad de la vacuna rLP2086 para generar respuestas bactericidas, una manera de medir la respuesta inmune, frente a varias cepas experimentales de meningococo B, tras la administración tanto de dos como de tres dosis.1,2 El estudio también ha permitido evaluar la administración conjunta de la vacuna meningocócica B y la vacuna de la difteria, tétanos, tos ferina y el virus inactivado de la poliomielitis (dTaP-IPV), sin que se observara ningún impacto en la respuesta inmunitaria de esta última vacuna.1 Estos resultados han sido presentados en la 32 Reunión Anual de la Sociedad Europea de Enfermedades Infecciosas Pediátricas (ESPID 2014).

La enfermedad causada por el meningococo B es grave e impredecible. Es difícil de reconocer en fases tempranas y progresa rápidamente, haciendo que la vacunación preventiva sea especialmente importante”, indica el doctor Emilio Emini, vicepresidente del área de I+D de Vacunas de Pfizer. “Estamos muy motivados  con los resultados de seguridad y tolerabilidad de nuestra vacuna en investigación, rLP2086, y su potencial para prevenir esta devastadora enfermedad. Esperamos continuar con el desarrollo de esta vacuna tan necesaria y seguir trabajando con las autoridades reguladoras para poder ponerla a disposición de los adolescentes y adultos jóvenes”, continúa el doctor Emini.

Cada año se diagnostican unos 500.000 casos de enfermedad meningocócica provocados por la Neisseria meningitidis en todo el mundo.3 La mayoría de los casos de enfermedad meningocócica invasiva en el mundo pueden ser atribuidos a cinco serogrupos de N. meningitidis (A, B, C, W-135 y Y),4 de los que entre 20.000 y 80.000 casos son causados por el serotipo B.5 A pesar de la disponibilidad de tratamiento antibiótico, entre el 10% y el 15% de los pacientes con enfermedad meningocócica muere y entre el 11% y el 19% de aquellos que sobreviven presenta alguna discapacidad a largo plazo, como daño cerebral, pérdida de audición, discapacidad en el aprendizaje o amputaciones de algún miembro.6

Resultados presentados en la 32 Reunión Anual de la ESPID

Un estudio en Fase 2, aleatorizado, controlado con placebo y simple ciego evaluó la seguridad, tolerabilidad e inmunogenicidad de la vacuna rLP2086 en adolescentes sanos de entre 11 y 18 años en pautas de dos y tres dosis. La respuesta inmune se midió mediante un ensayo con suero bactericida con complemento humano (hSBA). Está comprobado que los anticuerpos funcionales evaluados a través del hSBA están aceptados como correlator de proteccion.7 Los valores hSBA de ≥ 1:4 se asocian generalmente con protección frente a enfermedad meningocócica B.7 Un mes después de las tres dosis de la vacuna, entre el 86% y el 99% de los sujetos presentaron  valores hSBA > 1:8 frente a diversas cepas de meningococo B; y entre el 69% y 100% tras dos dosis.2 La reacción local más común observada fue dolor, de leve a moderado, en la zona de la inyección; los eventos adversos sistémicos más frecuentes fueron dolor de cabeza y fatiga.2

Durante la conferencia también se presentaron los datos del segundo estudio Fase 2, aleatorizado y controlado con placebo que evaluó los efectos de la co-administración de la vacuna en estudio frente al meningococo B con la vacuna dTaP-IPV en adolescentes sanos de entre 11 y 18 años de edad. Cuando se administraron conjuntamente, se generaron respuestas inmunológicas coherentes con las observadas tras la administración de la vacuna dTaP-IPV en solitario.1 También se observaron respuestas bactericidas a cuatro cepas distintas del meningococo B tras la co-administración de ambas vacunas.1 La reacción local más común observada fue dolor, de leve a moderado, en la zona de la inyección; los eventos adversos sistémicos más frecuentes fueron dolor de cabeza y fatiga.1 Estos resultados sugieren que puede ser posible la administración conjunta de la vacuna meningocócica B en estudio y de la vacuna dTaP-IPV.1

 

Sobre la rLP2086

Pfizer está llevando a cabo un programa de desarrollo clínico global para su vacuna rLP2086, que incluye ensayos tanto en Fase 2 como en Fase 3 para evaluar a más de 20.000 participantes, de los cuales aproximadamente 14.000 recibirán esta vacuna en investigación.8,9,10,11,12,13,14,15 En marzo de 2014, Pfizer anunció que la Agencia Americana del Medicamento (FDA) le había concedido la calificación de Terapia Innovadora. Pfizer tiene previsto presentar ante la FDA, la solicitud de aprobación de productos biológicos hacia mediados de 2014.

La proteína de unión del factor H, LP2086, que se encuentra en la superficie de la bacteria meningocócica B, es el objetivo de la vacuna del meningococo B en investigación de Pfizer.16 El gen que expresa la proteína de unión del factor H está presente en más de 1.800 aislamientos de meningococo B estudiados por los investigadores de Pfizer.16,17

La denominación de Terapia Innovadora recibida en EE.UU. en marzo de 2014 se basa, en parte, en los resultados de los ensayos clínicos que analizan la seguridad e inmunogenicidad de la vacuna rLP2086. Datos clínicos de un estudio en Fase 2 publicados en TheLancet Infectious Diseases en 2012 mostraron que la vacuna bivalente rLP2086 en investigación indujo anticuerpos bactericidas, que son activos frente a la bacteria meningocócica B,1en adolescentes sanos de entre 11 y 18 años.8 Los datos de seguridad del estudio también mostraron que la vacuna tuvo un perfil de seguridad aceptable en la población de adolescentes sanos estudiada y avala investigaciones adicionales sobre la vacuna en estudios Fase 3.18

En noviembre de 2012, se inició el programa en Fase 3 con el comienzo de un estudio de seguridad a gran escala. Adicionalmente, se han puesto en marcha estudios de seguridad e inmunogenicidad.

Para más información sobre los ensayos clínicos en marcha con la vacuna rLP2086, consulte www.clinicaltrials.gov.

Pfizer, Trabajando juntos por un mundo más sano

Fundada en 1849, Pfizer es la mayor compañía biomédica que impulsa nuevas iniciativas en favor de la salud. En Pfizer, descubrimos, desarrollamos y ponemos a disposición de los pacientes y de los profesionales sanitarios medicamentos eficaces, seguros y de calidad, para tratar y ayudar a prevenir enfermedades. También trabajamos junto a los profesionales y las autoridades sanitarias para garantizar el acceso a nuestras medicinas, y para ofrecer mejor asistencia sanitaria y apoyo a los sistemas de salud. En Pfizer, todos los colaboradores trabajamos cada día para ayudar a las personas a tener una vida más sana y a disfrutar de mayor calidad de vida.