MADRID, 04 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .-
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se ha negado a aceptar que la cartera que dirige asuma quitas en los procesos de concursos de acreedores, algo que pretendía incluir el ministro de Economía, Luis de Guindos, en su nuevo plan de reformas, según ha informado este viernes 'El Confidencial'.

De Guindos aprovechó la última visita del Fondo Monetario Internacional (FMI) a España para pedir que el Ministerio de Hacienda asumiese ciertas quitas de cara a realizar la reestructuración de empresas endeudadas pero viables que el organismo internacional exigió al Gobierno.

El ministro de Economía empezó en ese momento a diseñar planes que contemplaban que los acreedores públicos asumiesen parte de la deuda a cambio de que estas empresas renunciasen a determinados privilegios que acarrearía la refinanciación, algo a lo que Montoro se ha negado tajantemente.

El titular de Hacienda ha contado con el apoyo de la ministra de Seguridad Social, Fátima Báñez, a la hora de oponerse al plan ideado por su compañero dentro del Gobierno. De hecho, los dos ministros enfrentados a De Guindos aceptaron el plan porque mantenía la preferencia en la prelación de cobro y la excepción de someterse a acuerdos de refinanciación alcanzados por las resultantes mayorías legales de los acreedores. Y ahora no quieren perder este privilegio.

De momento, tanto Báñez como Montoro han conseguido que el tema de las quitas quede fuera de la norma que se ha aprobado hoy viernes en el Consejo de Ministros, por lo que la ampliación definitiva de la reforma exigida por el FMI vuelve a quedar aplazada.

G.D.