MADRID, 12 SEP. (Bolsamania.com/BMS) .- El día posterior a la mayor movilización soberanista de la historia reciente en Cataluña, el president de la Generalitat, Artur Mas, ha dejado claro que pondrá toda la carne en el asador para que se celebre la votación soberanista y ha destacado que también hará todo lo que esté en su mano para que la unidad de los partidos pro consulta se mantenga. Sobre el caso Pujol, ha remarcado que la movilización del 11 de septiembre constata que “un problema como el de Pujol no entierra ni pasa por encima de las perspectivas del país”.Lea también: Seguimos en directo todas las reacciones a la Diada del 11 de septiembre
El president de la Generalitat ha concedido su primera entrevista tras la Diada a "El Món a Rac 1". Una intervención de Artur Mas de una relevancia clave después de que miles de personas -1,8 millones según la guardia urbana, 520.000 según el Gobierno- formaran una gran V en Barcelona, reclamando que se celebre la consulta del 9 de Noviembre. Mas ha considerado que el plan a seguir "no varía" y que “la movilización de la Diada lo refuerza”.
El resultado del 9N se tiene que dar por bueno en la escena internacional
Ha remarcado, sin embargo, que la votación debe cumplir unos requisitos democráticos y contar con el suficiente reconocimiento para que tenga peso en la comunidad internacional. Al respecto, Mas ha dejado claro que su respuesta a la pregunta si los catalanes votarán es "sí", pero que las circunstancias y las condiciones están por ver. "Para que podamos votar el 9 de noviembre se tienen que dar las garantías democráticas para que el resultado se pueda dar por bueno en la escena internacional”, ha enfatizado el jefe del Ejecutivo catalán.
Acerca de la más que probable suspensión de la consulta por parte del Tribunal Constitucional (TC), Mas cree que se podría dar el levantamiento de la suspensión. “No pueden pretender parar con la estrategia del miedo y la estrategia de la ley la determinación del pueblo”, ha asegurado y ha explicado que “en caso de negativa y suspensión del TC consensuaré una estrategia a seguir con los partidos pro consulta".EL CASO PUJOL ES UN GOLPE EMOCIONAL PERO NO UN FRENOLea también: Miles de catalanes le dan la espalda al caso Pujol y reclaman la consulta

Preguntado acerca del caso Pujol ha querido quitar hierro al efecto que el caso Pujol ha tenido en CiU y ha aseverado que la respuesta ciudadana del 11 de septiembre constata que "aunque el caso Pujol afectó y mucho no es un bache para el país”.
"Por muy importante que sea una persona en un país es sólo una persona”, ha dicho y “en la Diada se demostró que un problema como el de Pujol no entierra ni pasa por encima de las perspectivas del país". Sí ha reconocido, sin embargo que es un golpe emocional y ha destacado la herencia social y humana del ex líder catalán “pero respecto a la política del país no frena nada”, ha sentenciado.
CONSULTA NO ES INDEPENDENCIA
Ha puesto de relevancia que hasta ahora no ha habido respuesta del Gobierno a las propuestas y peticiones que llevó a Moncloa durante su reunión con el presidente, Mariano Rajoy, de finales de julio. En diversos momentos, ha insistido en que la respuesta del Gobierno central es “no” a todo y también ha denunciado la persecución del Estado español de quienes ha dicho que están pisándole los talones. "Están haciendo todo lo posible para desprestigiar”, algo que, según Mas “se vio claramente durante la comparecencia del ministro Montoro".
Ha hecho especial hincapié en que su misión es la de hacer entender a Madrid que “la consulta no significa declarar la independencia”, al respecto ha considerado que el Gobierno debería también querer “conocer qué quiere el pueblo para saber hacia dónde tenemos que encaminarnos". “Consultar sólo es preguntar, no significa ser independientes”.