MADRID, 22 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- El número de trabajadores españoles que se ha sumado a una huelga ha caído un 81,90% en los primeros seis meses de 2014. Mientras, la mayor parte de los empleados que ejercitan este derecho son aquellos afectados por despidos que se han anunciado con anterioridad.
De esta forma, la huelga en España se ha convertido en un derecho que hace temblar a los trabajadores, que ya no recurren a él para demandar mejoras en sus condiciones laborales. Este descenso, que se ha acentuado en los meses de mayo y junio con caídas del 96,78% y del 93,08%, se traduce en que solo 30.000 personas han acudido a la huelga en lo que va de año, según ha informado este martes el portal Vozpópuli.
Según patronales y sindicatos, esta reducción se debe al temor de los trabajadores a quedarse sin empleo en un momento en el que la duración y el coste económico de los paros se plantean difíciles de asumir.
Asimismo, el número de paros convocados se ha reducido un 25% con respecto a los convocados en el primer semestre de 2013. La mayoría de estos paros (61,63%) se han realizado en compañías que habían informado de Expedientes de Regulación de Empleo, por lo que los trabajadores han esperado a ver la sombra del despido para salir a la calle.
Respecto a empresas y empleado públicos, el número de convocatorias se ha reducido aunque sigue siendo una cifra más elevada que la del sector privado. En total, durante los primeros seis meses del año se han realizado un 47,83% menos huelgas que entre enero y junio de 2013. Además, las protestas en el sector del taxi, que han surgido a raíz de la aplicación Uber, ha provocado que la conflictividad haya aumentado en junio un 62,5%.

Leer más:- CCOO convoca huelga en Renfe para el 31 de julio