“Siguen prohibidas las ventas a corto en el mercado portugués y hoy es el día en el que vamos a valorar el impacto que han causado las turbulencias de BES en el mercado”.


“Este episodio abre ciertos interrogantes en cuanto a la salud del sistema financiero europeo, así como si todos los activos cotizan a unos niveles adecuados con la recuperación. Se abre una etapa de mayor volatilidad y podríamos ver un mercado más nerviosos e inestables que hasta ahora”.

Además, “hay ciertos motivos técnicos para que los mercados corrijan, pues estaban en máximos y falta por ver si los resultados empresariales están en consonancia con las cotizaciones y los múltiplos que descuentan las bolsas”.

“El sector financiero será la clave. No contemplo mayores subidas si no acompaña. Este sector se está viendo afectado por las dudas en cuanto a algunos bancos y también por las multas que están recibiendo algunas entidades en EEUU. Además, los ratios del sector financiero español no cuadraban demasiado con la posible evolución del beneficio sectorial. Por ello, vamos a ver volatilidad, pero va a haber bancos que se pongan a tiro. Por ejemplo, en Liberbank, donde cualquier acercamiento a la zona de 0,50 euros es una oportunidad para entrar”.

“Es momento de tomárselo con calma, dejar ver hasta dónde pueden llegar las caídas. Se abre una nueva etapa en la que ya no todo vale”.

Declaraciones a Radio Intereconomía