MADRID, 11 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- Los fondos de inversión atrapados en la deuda subordinada de Banco Espírito Santo (BES) y que han perdido todo su dinero con la quiebra de la entidad lusa podrían demandar al Banco de Portugal por su actuación en la gestión de esta crisis, según informa El Confidencial.

Mientras, el propio supervisor portugués ha iniciado una investigación sobre la veracidad de la información aportada por BES para llevar a cabo la ampliación de capital implementada en junio y que ha arrastrado consigo a estos inversores.

En concreto, tal y como apunta The New York Times, los principales hedge funds afectados son Third Point, de Daniel S. Loeb; GLG; EJF Capital y el banco de inversión brasileño BTG Pactual. Así como Aurelius, Golden Tree y VR Global, entre otros.

Fuentes del mercado calcula que existen aproximadamente 1.500 millones en deuda subordinada, que irán a parar al “banco malo”, que asumirá las pérdidas generadas por los activos tóxicos de BES, lo que significa que sus tenedores probablemente pierdan todo.

Necesitamos tu colaboración más que nunca

Si eres seguidor de Estrategias de Inversión y te resultan atractivos nuestros análisis, informes y herramientas, hoy es el momento de beneficiarte de nuestros contenidos Premium y ayudarnos a seguir siendo independientes.

La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad y es importante que sigamos siendo independientes para ofrecerte los análisis y herramientas que miren por ti.
 

Suscríbete ahora y  tienes 15 días para probarlo. Podrás cancelarlo sin ningún tipo de compromiso en caso de que no se ajuste a tus expectativas.

Hoy más que nunca, es el momento de apoyar los servicios que utilizas habitualmente

Quiero Colaborar