El consumo cayó un 8,6% en España en los años de la crisis, entre 2007 y 2014, según los datos del I Barómetro de Consumo que elaboran BarclayCard y el IESE. Para los autores del estudio hay dos datos significativos: las cifras indican que España está saliendo de la crisis y que el gasto que más ha crecido en estos años ha sido el de la Educación.

Si hay una variable que impactó con fuerza durante la crisis en España fue el consumo. La fuerte caída del empleo afectó muy directamente a la capacidad de gasto de los hogares y fue eso, básicamente, lo que arrastró a nuestra economía. No es de extrañar, si tenemos en cuenta que el consumo genera el 60% del PIB en España.

Sin embargo, lo que muestran los datos de este estudio es que el consumo en nuestro país hasta el primer semestre del año ha crecido un 0,8%, lo que lleva al profesor del IESE, José Ramón Pin, a afirmar que “los datos son positivos y muestran que España está saliendo de la crisis en términos de consumo”.

De hecho, los datos muestran que 2014 fue el primer año en el que el PIB español retornó a tasas de crecimiento positivas, dice el informe. En opinión de los autores del barómetro “las perspectivas de crecimiento para el año en curso son favorables. En concreto, en el estudio esperaban en julio, cuando se concluyó el análisis, que la economía española se expanda este año un 2,9%.

consumo por comunidades


Tanto es así, que el consumo per cápita cayó entre 2007 y 2014 un 8,6%, aunque las comunidades “en las que más se ha sentido la crisis ha sido Baleares, Canarias y Murcia”, dicen los autores del estudio Por el contrario, las que menos impacto han tenido en términos de consumo han sido Extremadura, Aragón y País Vasco.

Por categorías, lo que más han dejado de consumir los españoles en este tiempo han sido joyería, muebles y equipamiento de hogar –aquí se incluye la tecnología-, ropa y calzado, ocio, viajes y alimentación y bebidas.

Categorías que mas han caído


Por el contario, ha habido varios gastos que han aumentado en este tiempo, fundamentalmente la educación, los gastos en agua, gas, electricidad y teléfono y sanidad. Para José Ramón Pin, “el gasto en educación y formación ha aumentado probablemente porque los españoles saben que la mejor forma de salir individualmente de la crisis es la educación”.

Categorías que han crecido


Si se analiza por comunidades, más del 50% del consumo que se produce en España se lleva a cabo entre Madrid, Cataluña y Andalucía. Sin embargo si se hace una diferenciación en gasto per cápita, es decir, por persona, las cifras cambian considerablemente.

En 2014, País Vasco y Navarra fueron las comunidades autónomas con un mayor gasto en consumo, mientras que Canarias y Extremadura fueron las que menos gastaron.

Si vemos qué es lo que se lleva la mayor parte de nuestro gasto, el barómetro muestra que más de una cuarta parte la destinamos a alimentos y bebidas, seguidas de agua, electricidad y teléfono.

En España, además, tenemos muchas diferencias en la forma que hacemos los pagos con respecto al resto de Europa. En nuestro país un 84% de las transacciones que se realizan se siguen pagando en efectivo, casi el doble de países como el Reino Unido. El 7% se hace a través de tarjetas, el 8% a través de transferencias electrónicas y un 1% a través de cheques bancarios.

QUIZÁ LE INTERESE LEER: Inditex echará un pulso a China con los resultados del primer semestre