MADRID, 18 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- Más unión para acabar con la crisis. Este precepto tan anhelado por algunos países europeos choca con los intereses de Reino Unido. La supuesta unión bancaria a la que va dirigida la UE no gusta en Londres y algunos grandes bancos internacionales ya han mostrado su intención de trasladar sus sedes a otras ciudades como Dublín o Frankfurt.Fuentes de entidades como Bank of America, Citigroup o Morgan Stanley consultadas por Financial Times aseguran que estarían dispuestas a cambiar parte de su negocio europeo a otros países como Irlanda o Alemania ante el presumible aislamiento que viviría el Reino Unido al quedarse fuera de la supuesta unión bancaria.
Lea también: El crecimiento en Reino Unido se sitúa por encima de los niveles de antes de la crisis
Gran parte de los bancos estadounidenses y asiáticos, explica el rotativo norteamericano, basan sus principales operaciones en Europa en el Reino Unido, dándoles un “pasaporte automático” para poder trabajar en los 28 países de la UE. Pero los directivos bancarios estadounidenses ven poco probable que se le conceda los mismos derechos si deja la UE.
Operar en Reino Unido permite a las entidades trabajar en los 28 socios de la UE
Las intenciones del Banco Central Europeo (BCE) para conseguir controlar directamente las entidades de toda la zona euro hace pensar a algunos ejecutivos de entidades estadounidenses que pueda abrirse una brecha entre el Reino Unido y el resto del sistema financiero europeo.
Lea también: Independencia de Escocia: los indecisos empiezan a decidirse

AL MARGEN DE LA UNIÓN
Aunque Reino Unido siempre se ha manifestado partidario de que la zona euro y la Unión Europea lleguen a formar una unión bancaria, el primer ministro británico, David Cameron, ha asegurado en repetidas ocasiones que Reino Unido no participará en ella al igual que no lo hace en su política monetaria.
Lea también: