Liberbank cerró el primer trimestre con un beneficio neto de 38 millones de euro, lo que supone una rebaja del 33% con respecto al beneficio de 57 millones del mismo periodo de 2015.

 Liberbank ha justificado este empeoramiento por el deterioro del margen de intereses ligado a los bajos tipos de interés y las mayores provisiones, aunque en parte ha compensado este deterioro gracias a las operaciones de cartera.
 
El margen de intereses se ha reducido en un 10,2% hasta los 116 millones de euros. No obstante, el margen bruto ha aumentado un 36,2% por los 184 millones que obtuvo Liberbank en operaciones financieras. Sin esta aportación extra, también el margen bruto habría bajado.
 
El banco cotizado en el Mercado Continuo ha provisionado 102 millones en el trimestre. De éstos, 93 millones se destinarán a cubrir los costes en los que puede incurrirse como consecuencia de la aplicación y puesta en marcha del Plan Comercial y otras medidas de mejora de eficiencia.
  
La morosidad se redujo cinco décimas desde finales de 2015, hasta el 9,6%, sin tener en cuenta los créditos cubiertos por el Esquema de Protección de Activos (EPA). Los créditos bajo este paraguas, pactado entre Liberbank y el Fondo de Garantía de Depósitos para dar salida a la quebrada Caja Castilla la Mancha, tienen una mora del 93,4%.
 
En términos de capital, el ratio Tier 1 se ha situado en el 13,3%, con un descenso de siete décimas que la entidad atribuye a "la aplicación del calendario del periodo transitorio".

La inversión crediticia registró un elevado crecimiento de la nueva producción. El volumen de formalizaciones de préstamos y créditos fue de 1.995 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 39,9% respecto al cierre de septiembre de 2014.
 
Según los sindicatos de la entidad, Liberbank planea un ajuste de plantilla de 600 personas, el 15% del total.
 
resultados liberbank