MADRID, 29 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- Las conocidas como cláusulas suelo siguen en el ojo del huracán. Los clientes de banca que no han podido disfrutar de las caídas del euríbor por estos topes establecidos por contrato han reaccionado y han elevado sus quejas al Banco de España. De esta forma, las reclamaciones por esta medida han crecido un 144% en un año, impulsadas por la sentencia del Supremo que insta a las entidades a retirarlas.Según datos del regulador bancario, en los primeros siete meses del año el organismo ha recibido 20.826 quejas de las cuales casi el 50% (9.925) venían motivadas por las cláusulas suelo. A lo largo de todo 2013, el Banco de España recibió 35.185 peticiones de las cuales también la mitad, 17.979, estaban vinculadas a esta medida.
Lea también: Solo cinco países de la Eurozona comercializan hipotecas con cláusulas suelo

SENTENCIA DEL SUPREMO
El aluvión de quejas coincide en el tiempo con la sentencia del Tribunal Supremo que obligó el año pasado a BBVA, Cajamar y Novagalicia a retirar las cláusulas de sus contratos hipotecarios. De hecho, la relevancia de estas cláusulas para los resultados de las entidades es evidente. BBVA considera que la supresión de las mismas supone dejar de ingresar 400 millones de euros.
Lea también: BBVA eliminará las cláusulas suelo de las hipotecas de Catalunya Banc
Por este motivo muchas entidades aún se muestran reacias a retirar las cláusulas de sus contratos lo que está motivando la multiplicación de procesos judiciales en todas las comunidades autónomas.
Aunque el propio supremo reconoce que las cláusulas son legales, el Gobierno ha modificado la ley para obligar al cliente a certificar fehacientemente que conoce la existencia de la cláusula y la acepta.