MADRID, 14 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- Un empresario que crea una empresa se parece en mucho a un entrenado que quiere liderar la entrada de un equipo en un campeonato, lo único que en vez de jugar partidos en un torneo tiene que lidiar en el mercado contra otras compañías que lucharán por conseguir el mismo objetivo.Por esto, las estrategias a seguir en un caso u otro son similares. La experiencia en el mundo del fútbol, conocido por una importante parte de la población y que usa un lenguaje fácil de entender, permite aplicar consejos del deporte a empresas de todo tipo, ya sean grandes, medianas o pequeñas, según un estudio que ha realizado EY para 'CNN Expansión'.El entrenador y el empresario tienen que empezar diseñando un proyecto que se ajuste a objetivos reales. Tienen que tener claro a dónde se quieren dirigir y a dónde quieren llegar. Es como empezar un torneo pensando en si es mejor llegar a la final o centrarse en alcanzar los cuartos de final.En esta línea va el segundo consejo. Hay que tener muy claro de qué recursos se disponen y qué se puede alcanzar con ellos. Las capacidades del equipo o de la empresa va a determinar hasta dónde es capaz de llegar. Intentar alcanzar objetivos que están por encima de estas posibilidades pueden acabar desembocando en el fracaso del proyecto. Es fundamental trazar un buen plan estratégico.Otra de las claves para alcanzar el triunfo pasa por saber localizar el talento. Hay que incorporar a las filas del proyecto a las estrellas del mercado para los puestos clave.Una vez se han dado los pasos anteriores, hay que poner en práctica lo planeado para ver si se cumplen las expectativas. Para esto se pueden realizar 'pruebas piloto' que permitirán evaluar los resultados antes de empezar a competir en el mercado.El quinto consejo consiste en saber disfrutar las victorias y aprender de las derrotas. Hay que crear los mecanismos necesarios para poder repetir los éxitos. Esto permite al director tener más tiempo para preparar una estrategia correcta y para identificar las oportunidades.También hay que velar por gozar de una buena salud, ya sea deportiva o financiera. Hay que cuidar de cerca la planificación de recursos para vigilar los flujos de efectivos y la liquidez.Es fundamental buscar la regularidad. Un éxito solitario no sirve de nada. Hay que fijarse en el largo plazo y hacer un buen uso de la visión de futuro. No hay que perderse en operaciones diarias que puedan provocar que se pierda la adaptación a las condiciones del mercado.El juego limpio es otra de las cuestiones esenciales. Hay que respetar la regulación y ceñirse a la normativa en cada ámbito de actividad. Las decisiones que se toman siempre tienen que ser legales.El noveno consejo señala que hay que evitar arriesgarse si no hay un plan B diseñado. Hay que tener en cuenta planes de riesgo y estrategias para minimizar el impacto de los riesgos que se asumen.Por último, hay que saber aprovechar las oportunidades que brinda el mercado. Hay que mantener siempre una actitud positiva y vigilar que todos los puntos anteriores se están cumpliendo. Tampoco se puede dejar de fijar nuevos objetivos para seguir creciendo.G.D.

Necesitamos tu colaboración más que nunca

Si eres seguidor de Estrategias de Inversión y te resultan atractivos nuestros análisis, informes y herramientas, hoy es el momento de beneficiarte de nuestros contenidos Premium y ayudarnos a seguir siendo independientes.

La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad y es importante que sigamos siendo independientes para ofrecerte los análisis y herramientas que miren por ti.
 

Suscríbete ahora y  tienes 15 días para probarlo. Podrás cancelarlo sin ningún tipo de compromiso en caso de que no se ajuste a tus expectativas.

Hoy más que nunca, es el momento de apoyar los servicios que utilizas habitualmente

Quiero Colaborar