Las entidades englobadas en la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) cerraron 2013 con un beneficio atribuido de 3.482,5 millones, frente a las pérdidas de 39.279,5 millones registradas durante el ejercicio anterior.

Las cajas de ahorros dejan atrás los 'números rojos' de 2012 y entran en beneficios gracias a los menores ajustes por reestructuración y los ingresos por comisiones, especialmente por fondos de inversión.

El margen de intereses se situó en el 0,99% sobre el balance medio, en un entorno de bajos tipos de interés y debilidad de la demanda interna. Los ingresos por comisiones aumentaron en dos puntos básicos respecto a 2012, gracias a la evolución positiva de los productos fuera de balance, sobre todo los fondos de inversión.

Además, los ajustes por reestructuración del sector permitieron reducir los gastos de administración un 1,3% en en 2013.

Las pérdidas del ejercicio 2012 se explicaban fundamentalmente por los requerimientos extraordinarios para el saneamiento de los activos inmobiliarios. El 2013 se dedicaron 10.000 millones de euros a dotaciones para cubrir el deterioro de los activos financieros.