La relajación del riesgo país italiano a niveles de agosto ha hecho que retome su papel de mejorar a la deuda española. El bono español pierde la batalla también ante el italiano al colocarse en el 4,3%. 
 
Las primas periféricas han vuelto a cruzarse en esta sesión después de que el riesgo país italiano cediera 4 puntos básicos, hasta los 241 pb; mientras que la prima de riesgo española se sitúa en los 244 puntos básicos con una caída de 3 enteros. 

En la misma situación se encuentra el mercado de bonos en el que el título a diez años italiano ha caído por debajo de la rentabilidad exigida al español en el 4,3%, mientras nuestro nacional se coloca en el 4,32%. 

Los inversores reciben con alivio el resultado de la subasta de deuda de Italia. La menor incertidumbre política ha favorecido la colocación de 4.750 millones de euros en bonos con vencimiento en 2016 y 2028, al menor coste desde mayor y fbrero, respectivamente. Esta semana, al igual que España, superó con nota la emisión sindicada, en su caso de títulos a 7 años.

Asimismo, España realizó una emisión sindicada de bonos con vencimiento a 31 años esta semana en la que finalmente colocó 4.000 millones de euros a un interés del 5,213%, equivalente a 250 puntos básicos por encima del "midswap" o tipo de referencia para este tipo de emisiones.