MADRID, 15 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- El ciclista Alberto Contador ha tenido que superar numerosas adversidades desde que fuera sancionado por presunto consumo de sustancias dopantes. La enésima dificutad ocurrió este mismo lunes, cuando se cayó en una bajada durante una etapa del Tour de Francia y se fracturaba la tibia. Con esta inoportuna lesión dice adiós a la ronda gala, y casi seguro a la Vuelta a España, tal y como el mismo declaró. Y es que esta es sólo una página más en la 'maldición' que parece perseguirle desde el 'caso clembuterol'.

Todo comenzó a mediados de 2010, cuando el de Pinto dio positivo por consumo de clembuterol, que deslucía su gran trayectoria. Al año siguiente, llegó el escándalo por sus valores anómalos, y participó en un Tour que se complicó desde el principio con caídas.

En 2012 llegaron las sanciones. A pesar de sus intentos por defender su inocencia, el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS), le retiró su quinta plaza del Tour conseguida en 2011 y su triunfo de 2010.

Ese mismo año no pudo competir por la sanción, pero regresaría en 2013 con ganas de revancha. Sin embargo, una mala planificación del entrenamiento hizo que no llegara al cien por cien para disputar la carrera más importante del año y sólo pudo terminar cuarto.

Pero en esta ocasión la tristeza es mayor porque llegaba sobradamente preparado y con muchas posibilidades de optar al título. De no haber sido por esa caída, provocada por un bache, quizá estaría disputando el maillot amarillo, pero sólo ha conseguido ampliar su desgraciada historia con el Tour de Francia.

JA.M.

Necesitamos tu colaboración más que nunca

Si eres seguidor de Estrategias de Inversión y te resultan atractivos nuestros análisis, informes y herramientas, hoy es el momento de beneficiarte de nuestros contenidos Premium y ayudarnos a seguir siendo independientes.

La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad y es importante que sigamos siendo independientes para ofrecerte los análisis y herramientas que miren por ti.
 

Suscríbete ahora y  tienes 15 días para probarlo. Podrás cancelarlo sin ningún tipo de compromiso en caso de que no se ajuste a tus expectativas.

Hoy más que nunca, es el momento de apoyar los servicios que utilizas habitualmente

Quiero Colaborar