El transporte es el principal responsable de que los precios sigan cayendo en España. El IPC cae en el mes de enero hasta el -1,3%, tres décimas por debajo de la registrada el mes anterior. 

Los grupos con mayor influencia en esta bajada son, en primer lugar, el transporte, que presenta una variación del –7,7%, más de dos puntos inferior a la del mes anterior, debido al descenso de los precios de los carburantes y lubricantes.

IPC

En segundo término, la vivienda, con una variación del –0,4%, dos décimas por debajo de la registrada en diciembre. Este comportamiento es consecuencia de la bajada de los precios del gasóleo para calefacción y el gas este mes. Y, en tercer lugar, vestido y calzado, cuya tasa desciende tres décimas hasta el –0,1%, debido a bajadas generalizadas de los precios de sus componentes, ligeramente mayores que el año pasado.

La tasa anual del IPC disminuye en todas las comunidades. El mayor descenso se produce en Castilla y León que sitúa su tasa en el –1,8%, seis décimas menos que en diciembre. La tasa anual de la inflación subyacente aumenta dos décimas hasta el 0,2%. La variación mensual del índice general es del –1,6%, según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística.