El consenso espera un beneficio por acción del -4,9% y, excluyendo financieras, del -11,5%. Los resultados a priori siguen siendo flojos, hemos tenido algunos datos negativos esta mañana e incluso BASF ha anunciado revisiones a la baja debido a las malas previsiones del crudo.
 

Sobre las cuentas de Banco Santander, dice Pablo García, de Carax Alphavalue, que el 31% de los ingresos vienen de ahí y está en la peor situación de su historia con lo que “todavía quedan tiempos duros para la compañía en la región. Los ingresos en España son la mitad de los de la economía carioca, con lo que nuestra cobertura en Santander es que lo que tiene de español es el nombre”.  Seguimos cortos del sector bancario porque “aunque está barato, mientras no mejore el momentum y la visibilidad me esperaré a comprar barato”, reconoce en Radio intereconomia.

Cuando hablamos de sectores cíclicos, a menudo no se tiene en cuenta a los bancos. “Y no hay cosa más cíclica que los bancos. La actividad se está relanzando, Brasil puede sufrir y en Reino Unido el crecimiento está siendo muy bajo a lo que se suma la difícil situación de España, con lo que las perspectivas para Santander – como con otros bancos – no son muy halagüeñas” El que esté barato nos hace mirarlo pero no modificamos nuestros criterios de value-momentum.

¿Se podría comprar banca italiana? A priori  había sido una de las opciones que teníamos en mente pero la banca italiana está como hace tres años la española. Ahora empiezan a hablar de banco malo, movimientos corporativos, concentración e inyecciones de liquidez.  Los bancos no son eficientes. “Serán interesantes los movimientos corporativos pero de momentos lo vemos desde fuera.  Valores como Banca Monte Dei Paschi se ha ofrecido a ser comprada puerta por puerta y de momento no encuentra comprador”.

Valores como Gamesa, Inditex o Grifols son recomendación en este momento con buenas expectativas y, en el caso del último, porque cotizar a un PER de 3,8 veces es interesante.