Emilio Botín: "Mantendremos la retribución en 0,60 euros por acción en 2013 por quinto año consecutivo"

  • Los principales objetivos para este año son: volver a la senda creciente de beneficios, mantener la fuerte posición en capital y liquidez, y ejecutar de forma excelente las integraciones en España y en Polonia.
  • "En 2012 nuestro beneficio ha marcado un punto de inflexión y en 2013, una vez terminados los saneamientos inmobiliarios, veremos un fuerte aumento de resultados".
  • "A finales de 2013 el ratio de core capital según Basilea 3 sería de un 11% de acuerdo con el calendario aprobado de implantación y de un 8% en términos de lo que en el mercado se conoce como fully loaded."
  • "Los avances en las reformas y el esfuerzo del sector privado español se están traduciendo en una mejora clara de la percepción de España en el exterior. Aunque los próximos trimestres serán duros en España, tenemos la confianza de que estamos cerca de un cambio de ciclo".

El Presidente de Banco Santander, Emilio Botín, ha presidido hoy la junta general de accionistas de la entidad en la que se han aprobado las cuentas correspondientes a 2012 y la integración de Banesto y Banif. Botín recordó que el resultado del pasado ejercicio (2.205 millones de euros de beneficio atribuido, un 59% menos que el año anterior) "se ha visto condicionado de forma determinante por el extraordinario nivel de provisiones y saneamientos especiales realizados en España, que han alcanzado la cifra de 6.140 millones de euros, solamente compensados en parte por los 1.241 millones de plusvalías extraordinarias" y destacó que "con las provisiones realizadas en 2012 queda completado el saneamiento inmobiliario en España".

En su opinión, la gestión realizada en 2012 y los resultados obtenidos "nos permiten mirar con optimismo el futuro". En este sentido, señaló que el beneficio antes de provisiones (23.559 millones de euros) muestra "la solidez y estabilidad de los ingresos del Banco y confirma la capacidad de generación de beneficios que tiene el Grupo una vez se normalice el nivel de provisiones y saneamientos. Banco Santander es el tercer banco del mundo por beneficio antes de provisiones".

En su intervención ante los accionistas, Botín anunció que el Banco abonará en mayo un nuevo dividendo a través del Programa Santander Dividendo Elección de 0,15 euros por acción, de manera que en 2012 la retribución será de 0,60 euros por acción y el importe total destinado a retribuir a los accionistas ascenderá a 6.086 millones de euros, en efectivo y acciones. "En los últimos cinco años, hemos remunerado a nuestros accionistas con un importe de 26.000 millones de euros." Señaló que el objetivo para 2013 es mantener la misma retribución de 0,60 euros por acción y que la intención del Banco es aplicar Santander Dividendo Elección en cada uno de los cuatro dividendos a pagar por dicho ejercicio, lo cual está, además, en línea con la recomendación de la Unión Europea de utilizar acciones liberadas para el pago de dividendos. "Desde su lanzamiento, hace cuatro años, más del 80% del capital ha preferido acciones", indicó.
El Presidente repasó los cinco principios fundamentales de la estrategia de Banco Santander: la fortaleza de balance y la liquidez; la diversificación y el modelo de filiales; el modelo de banca comercial; la prudente gestión de riesgos y la eficiencia en costes.


▪ Fortaleza de balance y liquidez. "El saneamiento de activos y la gestión de capital y liquidez han sido las prioridades de Banco Santander en 2012. El core capital se ha situado al cierre de 2012 en el 10,33% según los criterios de Basilea 2, lo que nos permite cumplir con holgura las exigencias regulatorias. Nuestro objetivo es mantener siempre un amplio exceso de core capital sobre los vigentes requerimientos regulatorios". En este contexto, hizo referencia a los nuevos requerimientos de capital de Basilea 3, que entrará en vigor, como pronto, en enero de 2014 y que tendrá un calendario de aplicación paulatina hasta 2019, cuando tendrán que cumplirse íntegramente.


No obstante, Botín indicó que los mercados están demandando que los bancos anticipen cuáles van a ser sus ratios de capital de acuerdo con los nuevos requerimientos. "Según nuestras estimaciones, a finales de 2013 el ratio de core capital según Basilea 3 sería de un 11% de acuerdo con el calendario aprobado de implantación y de un 8% en términos de lo que en el mercado se conoce como fully loaded, esto es, como si la exigencia de los nuevos requerimientos se anticipara a 31 de diciembre de 2013 en vez de para 2019 como está previsto". Botín explicó que para llegar a estas estimaciones se ha tenido en cuenta el crecimiento orgánico del beneficio sin contemplar ampliaciones de capital y que el Programa Santander Dividendo Elección se aplicará para el pago de los cuatro dividendos por el ejercicio de 2013.

Asimismo, aludió a la ventaja de que el Banco Internacional de Pagos pide a Banco Santander un recargo por ser entidad sistémica de sólo un punto porcentual frente a la media de 2,3 puntos de nuestros competidores internacionales. "Todo ello demuestra la capacidad de generación de resultados y la fortaleza de capital del grupo, basadas en nuestro modelo de negocio diversificado y con beneficios recurrentes".

Respecto al fortalecimiento de balance, recordó que "hemos reducido la exposición al sector inmobiliario en España, neta de provisiones, hasta 12.500 millones de euros. Este ajuste mejora sustancialmente la fortaleza de nuestro balance y lo hemos conseguido con la venta de 33.500 inmuebles propios y de promotores, así como de carteras de créditos. Por primera vez desde que comenzó la crisis ha bajado el volumen de inmuebles adjudicados, que cae un 8% en el año. Es decir, en 2012 ha habido más salidas que entradas de inmuebles en nuestro balance. Para el año 2014 espero que hayamos vendido una cantidad muy importante de toda la cartera de inmuebles. La exposición al sector inmobiliario en España, neta de provisiones, representa al cierre del ejercicio el 1,7% del total de la cartera de créditos del grupo. Tras las provisiones realizadas en 2012, queda completado el saneamiento inmobiliario en España".

En cuanto a la liquidez, indicó que el ratio de crédito sobre depósitos a nivel de grupo ha mejorado del 117% al 113%. En el caso de España, este ratio es del 96%, "tras el éxito en la captación de depósitos, que aumentan 22.000 millones en el año, con un incremento de nuestra cuota de 2,2 puntos porcentuales. Estos datos reflejan la confianza que genera Banco Santander en el mercado español y esperamos que esta tendencia continúe en 2013". Señaló que el Banco ha realizado distintas emisiones en los principales mercados internacionales por un total de 31.000 millones de euros, ha aprovechado las oportunidades en España para emitir otros 9.000 millones de euros y cuenta con una cómoda estructura de vencimientos. Respecto a la liquidez a medio plazo que el BCE puso a disposición de las entidades europeas, el Grupo ha devuelto los 24.000 millones que tomó en la primera ventana y ha seguido devolviendo en la segunda ventana. Estos fondos operaban para el Banco como un seguro de liquidez ante eventuales incertidumbres en los mercados.


▪ Diversificación y estructura de filiales. El Presidente de Banco Santander destacó la importancia de la diversificación geográfica, con un modelo de banca comercial con masa crítica en sus diez mercados principales y una distribución equilibrada del beneficio: 45% en mercados maduros y 55% en mercados en crecimiento. Explicó que la estructura internacional del Banco se basa en un modelo de filiales autónomas en capital y liquidez, algunas de ellas cotizadas, e indicó que "nos hemos fijado el objetivo de que nuestras principales filiales coticen en sus mercados".

En este sentido, recordó el éxito de la colocación realizada el año pasado del 24,9% de Santander México y la fusión de la filial en Polonia Bank Zachodni WBK y el Kredyt Bank, que creará valor para los accionistas desde el primer año. "Hoy somos el tercer banco de Polonia por depósitos, créditos y número de oficinas, y tenemos más de 4 millones de clientes".

En cuanto a España, Botín explicó la integración de Banesto y Banif en Banco Santander, que fue aprobada ayer en la junta general de Banesto y hoy en la de Santander. "Se trata de una decisión estratégica, en el marco de la reestructuración del sistema financiero español.

La estrategia que hemos desarrollado en los últimos años de tener dos redes comerciales en España y una red de banca privada de alta renta separadas tenía sentido en el pasado y en un entorno económico distinto. Ahora, en un contexto de profunda reestructuración de sector, con menos entidades y de mayor tamaño, tiene mucho más sentido operar con una sola marca, pues vamos a ser capaces de competir mejor". Señaló que antes de que concluya 2013 las redes comerciales del grupo en España estarán plenamente unificadas bajo la marca Santander. Explicó que la operación será muy positiva para los clientes, los empleados y los accionistas del banco. "Estoy convencido de que la fusión reforzará nuestro negocio minorista, de banca de empresas y de banca privada, y nos consolidará como banco líder en España. Nuestro objetivo es ganar cuota de mercado en créditos y depósitos".

▪ Modelo de banca comercial, eficiente y prudente en riesgo

Botín destacó el modelo de banca comercial como base principal de la actividad del Grupo. Recordó que el 88% de los ingresos proviene de banca comercial, "lo que da una gran recurrencia a los resultados", y que el Banco cuenta con una red de 14.400 oficinas y más de cien millones de clientes, particulares, pymes y empresas. También resaltó la prudencia en la gestión de riesgos y la eficiencia en costes como elementos fundamentales de la estrategia de negocio. En este sentido, indicó que "la gestión global de los negocios hace posible que tengamos una relación de costes/ingresos del 46,1%, una de las más eficientes de la banca internacional".

Gobierno corporativo y responsabilidad social

Emilio Botín señaló que Banco Santander tiene un "sólido gobierno corporativo que se rige por los principios de transparencia, eficacia y defensa de los intereses de los accionistas. El consejo tiene una composición equilibrada entre consejeros externos y ejecutivos, todos ellos con amplios conocimientos en banca y finanzas y experiencia internacional". En particular, el Presidente subrayó que "los bancos con consejos reducidos y consejeros experimentados y con mayor dedicación, como el de Banco Santander, obtienen mejores resultados que sus competidores". La dedicación anual de cada consejero a las tareas del consejo y sus comisiones es de 319 horas, "prácticamente el triple que en los bancos internacionales comparables". Destacó "la política de total transparencia en materia de remuneraciones del consejo y de la alta dirección, cuidando además de que las mismas no fomenten la asunción inadecuada de riesgos". En este sentido, recordó que la retribución total del consejo se ha reducido en 2012 un 35% respecto al año anterior, y que la retribución variable del Presidente y el Consejero Delegado, a petición propia, ha bajado un 50%.


Botín reafirmó el compromiso del Banco con un modelo de negocio sostenible y orientado al cliente, contribuyendo al desarrollo de la sociedad mediante su apoyo a la educación superior a través de Santander Universidades. La alianza entre el Banco y la Universidad se concreta hoy en 1.027 convenios con universidades de 20 países, con una aportación en el año de 130 millones de euros y un total de 28.303 becas de estudio concedidas anualmente. En particular, destacó que el Banco está apoyando a los universitarios españoles y a las pymes. "En 2012 concedimos 2.500 becas para prácticas profesionales y en 2013 hemos decidido doblarlas hasta las 5.000 becas".

También hizo referencia a los desahucios en España y aseguró que "el desahucio es la última y peor opción para todos: para nuestros clientes y para el Banco. Prueba de ello -añadió- es que nos anticipamos al problema en 2011 con fórmulas de flexibilidad en el pago que, al cierre de 2012, han beneficiado a más de 21.000 clientes".

Perspectivas 2013

Botín centró la última parte de su intervención en las perspectivas para 2013. "Las tendencias serán, en general, similares a las de 2012: las economías emergentes van a continuar su etapa de crecimiento y Europa aún tardará en dar signos de recuperación, al menos durante la primera parte del año", dijo Botín. Mostró su confianza en Brasil y México, "dos países claves para el Banco: en menos de ocho años tendrán más población que toda la zona euro". En cuanto a Europa, señaló que "se han sentado las bases para una mayor integración que permitirá solventar las carencias institucionales del euro". Destacó el avance que ha supuesto la decisión de estudiar una hoja de ruta para completar la unión bancaria con una unión económica, fiscal, financiera y política e impulsar la unión bancaria europea con la creación de un mecanismo de supervisión único; así como "el papel clave y determinante en la gestión de la crisis" que han jugado las medidas del Banco Central Europeo.

Sobre España, señaló que las perspectivas empiezan a ser más positivas. "La economía española ha entrado en una nueva fase cuyos frutos comenzarán a manifestarse en la segunda mitad del año y, de forma más evidente, en 2014", apuntó. Además, destacó que "se ha producido un profundo avance en la corrección de desequilibrios, fundamentalmente porque el Gobierno ha adoptado medidas muy valientes y necesarias para superar la crisis y sentar las bases de una nueva etapa de bonanza": la reforma laboral, la reducción del déficit público, y la reestructuración del sector financiero. Respecto a esta última, aseguró que "ha entrado en su fase definitiva". "El calendario de la reforma es claro, los planes son adecuados y tengo plena confianza en que, gracias a las medidas adoptadas, nuestro sistema financiero contará con una dimensión adecuada y será el más solvente y eficiente: el más sólido de Europa".

"Las últimas medidas del Gobierno dirigidas a apoyar a las pequeñas y medianas empresas, al emprendimiento y la iniciativa empresarial y el empleo, anunciadas en el debate del Estado de la Nación por el Presidente del Gobierno, son también muy necesarias". Botín calificó de "enorme esfuerzo" los ajustes de costes y la mejora de productividad llevados a cabo por las empresas españolas en los últimos cuatro años que "no tienen comparación en Europa" y la búsqueda de nuevos mercados, que ha permitido una fuerte mejora de las cuentas externas. "Hay mucho por hacer, pero ya somos un país competitivo y con capacidad de crecer, y contamos con un tejido empresarias y un capital humano que situarán a nuestra economía en una nueva etapa de expansión. La convicción de que el euro no se rompe, unida a los evidentes avances en las reformas y al esfuerzo del sector privado, se está traduciendo en una mejora clara de la percepción de España en el exterior. Esta positiva evolución no debe hacernos bajar la guardia ni en Europa, ni en España, ni a las autoridades ni al sector privado. Hay que ser ambiciosos y continuar con las reformas que posicionen a España con ventaja para competir con el resto del mundo".
Por último, Botín enumeró los objetivos del Banco para 2013:

▪ "En primer lugar, y una vez terminados los saneamientos inmobiliarios en España, volver a la senda creciente de beneficios de Grupo Santander.
▪ En segundo lugar, mantener una fuerte posición de liquidez y capital.
▪ En tercer lugar, ejecutar de forma excelente las integraciones que tenemos en curso en España y en Polonia.
▪ En cuarto lugar, mantener la retribución a nuestros accionistas en 0,60 euros por acción por quinto año consecutivo".

"Vemos el futuro con optimismo, porque aunque los próximos trimestres serán duros en España, tenemos la confianza de que estamos cerca de un cambio de ciclo. En 2012 el beneficio de nuestro Banco ha marcado un punto de inflexión y en 2013, una vez terminados los saneamientos inmobiliarios, veremos un fuerte aumento de resultados", concluyó.
Alfredo Sáenz: En los próximos tres años nuestra prioridad volverá a ser generar crecimiento de beneficio

El Consejero Delegado de Banco Santander, Alfredo Sáenz, señaló durante su intervención en la junta que "nuestros beneficios actuales no reflejan, de ninguna manera, el potencial de rentabilidad normalizado del Grupo Santander. Sáenz puso énfasis en cuatro mensajes clave en la estrategia y las perspectivas de Banco:

1. "En los últimos cinco años una de nuestras prioridades claras ha sido la fortaleza de balance: hemos provisionado cerca de 61.000 millones de euros; tenemos 25.000 millones de euros más de core capital y hemos cerrado la brecha comercial (diferencia entre créditos y depósitos) en 133.000 millones de euros.

2. Nuestra apuesta estratégica por la solidez de balance ha puesto presión sobre la cuenta de resultados.

3. Durante los próximos tres años nuestra prioridad volverá a ser generar crecimiento de beneficios, tanto en mercados maduros como en mercados emergentes.
a. En mercados maduros, mediante la ganancia de cuota rentable, el desarrollo de negocios donde tenemos poca presencia, la gestión de la eficiencia y la normalización de nuestras provisiones.
b. En mercados emergentes, podemos aprovechar las oportunidades de crecimiento estructural, desarrollando organizaciones comerciales fuertes, con un perfil de riesgo adecuado y capaces de aprovechar las ventajas de pertenecer al Grupo Santander.

4. La acción Santander no refleja, en estos momentos, este potencial de mejora. Espero que, a medida que el mercado vaya comprendiendo este potencial, esto se irá reflejando progresivamente en una mejora de la cotización de la acción. Esto me permite seguir teniendo una visión muy optimista acerca de su inversión durante los próximos tres años".