Siguen los movimientos accionariales en Deoleo. Lucha entre gobierno e Italia por su control en un entorno bajista en la cotización.

Los movimientos accionariales siguen sucediéndose en Deoleo. La historia es clara: La compañía necesitó un rescate y Ebro, junto con la banca, acudieron en su ayuda. Ebro haciéndose con una participación en la compañía y los bancos, recapitalizando la deuda y convirtiéndose en accionistas. Aunque todo apuntaba a ser una alianza “estratégica” entre las dos alimentarias, nada más lejos de la realidad. Ebro decidió ir deshaciendo poco a poco parte de su participación, ayer mismo comunicó la venta de otro paquete que le llevó por debajo del 5% desde el 9.3% que tenía inicialmente.

Para la SEPI antes que para Roma

¿Y los bancos? Pues lo mismo. Bankia y Caixabank, principales entidades en el capital de la alimentaria han ido reduciendo su participación en la compañía, en el caso de Bankia al calor del proceso de desinversión de su cartera industrial tras la inyección del FROB. Pues bien, ese porcentaje en manos de las entidades ya podría tener un comprador. Las últimas informaciones apuntan a que sería el fondo Stratégico Italiano (FSI) el encargado de hacerse con un 30% del capital de la alimentaria dado que controla “marcas italianas que nos interesan”, explica Reuters citando un portavoz del grupo transalpino. Esto obligaría a la italiana a lanzar una OPA.

Por el momento, el gobierno español ha mostrado su intención de bloquear a toda costa esta operación. Según informaba ayer El Economista, el ejecutivo nacional habría sido claro: “para que se lo quede el Estado italiano, antes lo compra la SEPI, no hemos creado un gigante mundial del aceite para que se lo queden ahora otras”.
Dicen los expertos que todavía hay mucho papel de la compañía disponible, sin olvidar la participación de los Salazar. Según los datos de la CNMV, esta participación ascendería a cerca del 24%.

Accionistas Deoleo

Fuente: CNMV


En caso de confirmarse la operación, habría que ver a qué precio se ha hecho. Hay muchos expertos que reconocen que la venta de los bancos se saldaría previsiblemente con minusvalías, ya que la entrada de CajaMadrid en Sos se produjo en 2008 mediante una ampliación de capital en la que la caja puso 149 millones de euros. Su 18.6% estaría valorado, a precios de mercado, por algo más de 88.000 euros. Esta venta de acciones, aunque se haga con minusvalías, no afectará a las cuentas de Bankia, ya que los títulos de Deoleo están físicamente en la cartera de activos de BFA, por lo que su impacto no se trasladará contablemente a la cuenta de resultados del banco nacionalizado.

Pero ¿quién se llevará el gato al agua? Esta misma semana Bloomberg informaba de que Carlyle y PAI se habrían planteado entrar en la compañía a un precio un 50% por debajo del de mercado. Una entrada que dependerá de que la compañía consiga refinanciar su deuda. E incluso ha sonado Hojiblanca entre los interesados en la compañía. Claro que, esto podría hacer que Ebro Foods se decidiera a lanzar una OPA hostil, según especula el mercado.

La cotización, lejos de recoger el interés de las compañías


Deoleo cerró 2013 con un beneficio de 191 millones, frente a las pérdidas de 245.56 millones de un año antes, con unas ventas que se situaron en los 813 millones de euros. Lo cierto es que estos resultados no se han trasladado a la cotización de la compañía que, desde comienzos del año, se deja cerca de un 15% en bolsa. Dicen los expertos que el valor está complicado. Lo analizaba “hace unos días y tomaba 0.40 euros como soporte importante, cerca de los niveles actuales, con lo que de momento no lo tocaría”, explica Luis Lorenzo, de Dif Broker. Si no los consolida, podría ir hacia los 0.30 euros.

Evolución de Deoleo. Fuente: Infobolsa
Gráfico Deoleo


Graciela Álvarez, analista de Oreyitrade se muestra algo más optimista con el valor y reconoce que este tipo de valores se caracterizan por una menor liquidez. Es más difícil calcular niveles de soporte o resistencia “pues estos pueden ser quebrados fácilmente. No obstante, se observa cómo la corrección se frenó en los 0.38 con el cruce de la media móvil de 200 sesiones, señal positiva de recuperación”. Es de esperar una corrección hasta la recuperación de los 0.50 euros.