Indra ha presentado hoy su plan estratégico 2015-2018 para mejorar sus niveles de competitividad, creciminto sostenible y rentaiblidad. Entre sus objetivos se plantea el crecimiento de las ventas  entre el 2,5% y el 4,5%, con un Margen Ebit del 10% y generación de flujo de caja de hasta 200 millones  en el período. 

El contenido del Plan Estratégico 2015-2018 de Indra fue mostrado en el seno de un Investor Day por el presidente de Indra, Fernando Abril-Martorell, junto a Javier de Andrés, consejero delegado de Indra, y los directores generales Carlos Suárez, Rafael Gallego, Cristina Ruiz y Juan Carlos Baena. 

La compañía ha definido un conjunto de líneas estratégicas para alcanzar sus objetivos de crecimiento y rentabilidad. De hecho, entre estos factores se encuentran: una reducción de costes que se llevará a cabo a corto plazo para lograr ahorros e incrementar la competitividad de Indra; en segundo lugar, mejoras de cartera de productos y proyectos, estrategia comercial y modelo de suministro como base de un crecimiento sostenible y rentable; en tercer lugar, y como acelerador del crecimiento, el desarrollo en nuevos negocios destacando que “con Indra Digital completamos nuestra oferta vertical con soluciones de alto valor añadido y aceleramos su evolución”; y como activador de la implementación de la estrategia, resaltó un cambio cultural, que hará que la compañía esté más enfocada en la rentabilidad y los resultados.

La combinación de implementación de las iniciativas de reducción de costes y las líneas estratégicas hacen que Indra haya fijado los siguientes objetivos financieros para el año 2018, tomando como base las cifras alcanzadas en 2014:
  • Un crecimiento de las ventas entre el 2,5% y el 4,5% en tasa anual acumulada compuesta, desde la cifra de 2.938 millones de euros de 2014. 
  • Margen EBIT recurrente entre el 10% y el 11% para el año 2018. El Margen EBIT (sobre ingresos) de 2014 fue del 6,9%. 
  • Un generación de cash flow libre (Free Cash Flow) en el año 2018 de alrededor 200 millones de euros lo que representa aproximadamente un 6% de las ventas esperadas en dicho año. El Free Cash Flow de 2014 fue de 47 millones de euros, con un porcentaje del 1,6% sobre ventas.
  • Un ratio de deuda financiera neta / EBITDA de alrededor 1x en 2018, frente al nivel de 2,5x de 2014.
Por negocios, el Plan Estratégico 2015-2018 estima:
  • En Defensa y Seguridad, un crecimiento de ingresos del 3-5% en tasa anual acumulada compuesta desde los 509 millones de euros alcanzados en 2014.
  • En Transporte y Tráfico, un aumento de ventas del 3-5% en tasa anual acumulada compuesta desde los 620 millones de euros alcanzados en 2014.
  • Y en verticales de tecnologías de la Información, un aumento de ingresos del 2-4% desde los 1.809 millones de euros registrados en 2014

Para lograrlo, la compañía va a continuar creando una cartera de productos de alto valor añadido enfocados en la tecnología para las operaciones de los negocios clave. Por otro lado, se centrará en una estrategia de lanzamiento al mercado como socios de sus clientes apalancándose en su conocimiento de los negocios verticales y la mejora de la eficiencia de las operaicones. Todo ello, supondrá "basar lols objetivos de crecimiento sostenido en una nueva cultura enfocada en la rentaiblidad y en los equipos de la compañía", tal y como expone la nota de prensa

La mejora del modelo de prestación de servicios incluido en su Plan Estratégico supondrá para Indra un aumento de la rentabilidad y un mejor posicionamiento con los clientes, a través de palancas como productos estandarizados (que se desarrollarán con costes, alcances y tiempos más eficientes); nuevas herramientas y procesos de alta calidad para la gestión de proyectos; reducción de errores y sobrecostes; y continua mejora de la experiencia del cliente para aumentar fidelización.

Plan de reducción de costes

Por su parte, Javier de Andrés, consejero delegado de Indra, indicó que “estamos bien posicionados para lograr nuestro objetivo de alcanzar una mayor rentabilidad, al haber realizado un diagnóstico sobre las causas de la evolución de la compañía en los últimos años y tener unas nuevas directrices estratégicas definidas, al tiempo que contamos con unas mejores perspectivas macroeconómicas a corto y medio plazo en nuestros mercados clave”. De Andrés explicó las líneas del plan de reducción de costes diseñado entre otras medidas para lograr ahorros e incrementar la competitividad de Indra, que se espera que pueda llegar a suponer entre 180 y 200 millones de euros. Dicho plan se segmenta en cuatro actuaciones principales:

Reestructuración organizativa por un importe aproximado de ahorros de 120 millones de euros.

Costes de producción y otros costes por un importe aproximado de ahorros de 30 millones de euros. Reducción de sobrecostes y pérdidas en proyectos por un importe aproximado de ahorros entre 20 y 40 millones de euros. Optimización del modelo de entrega por un importe aproximado de ahorros de 10 millones de euros.

El resultado final de dicho plan podría variar ya que actualmente la compañía ha iniciado el proceso de comunicación con la representación legal de los trabajadores en España y está por tanto sujeto al resultado final de las negociaciones a mantener.