La filial estadounidense de Iberdrola, Avangrid, ha emitido 470 millones de euros  en bonos, con vencimiento en diciembre de 2026, según afirmó la empresa al supervisor americano.
 

Mientras Iberdrola se dedicaba a buscar oportunidades de crecimiento en EEUU encontró esta operación. Esta misma semana fue cuando se conoció que la energética estaba negociando la compra de activos del grupo WGL, valorado en unos 3.500 millones de dólares, afirma la empresa.

La emisión de los bonos, realizada a través de su subsidiaria New York State Electric & Gas Corporation ha tenido una demanda que superaba los 1.000 millones de dólares, unos 942 millones de euros.  Esto ha supuesto duplicar la oferta inicial y más.

Avangrid arrancó en el 2015 como el resultado de fusión entre Iberdrola USA y UIL Holdings Corporation y actualmente cotiza en la Bolsa de Nueva York con una capitalización que casi roza los 12.000 millones de dólares. Esto la ha convertido en una de las mayores eléctricas cotizadas en EEUU.