El mercado hoy viene con mucha tranquilidad y pendientes de la toma de posesión de la investidura de Trump y al discurso que haga posteriormente para ver cuántos de los comentarios y tweets de convierten en reales. Y a partir de ahora, más que comentarios ver qué decisiones toma en política fiscal así como política nacional e internacional.
 
Tras la reunión del BCE de ayer, “lo que más me sorprendió fue que Draghi dijera que los tipos iban a permanecer en este nivel o incluso mucho más bajo durante un largo período de tiempo”. Si la FED sube tipos hasta tres veces este año y se empiezan a subir los precios de los bonos, será raro que no afecte a los tipos en Europa. Por lo tanto, en algún momento  tiene que acabar la actual política del BCE.

Lo que vemos en Estados Unidos es que a pesar de publicar buenos resultados, las acciones suelen cae. “Las bolas están en máximos y, salvo que sorprendan de forma notable al alza, el mercado no está cotizando al alza”. Es previsible que veamos una subida notable de beneficios pero habrá que ver caso por caso y empresa por empresa.

Respecto a si es buen momento de tener bancos en cartera, este experto reconoce que este año se producirá un giro en los resultados bancarios, lo peor ya lo hemos visto y a partir de ahora habrá un cierto incremento. Saber cuándo empezará el baile de las fusiones es muy complicado y también es muy previsible que tenga en cuenta factores europeos. “En caso de Renta 4 creemos que hay que tener bancos en cartera pero por la valoración actual no porque vaya a hacer operaciones corporativas”.

Declaraciones a Radio Intereconomia