A pesar de la volatilidad que suele marcar el verano, las perspectivas para los índices bursátiles no son extremas. Durante los próximos meses, el ruido en las bolsas vendrá determinado por factores geopolíticos, siempre importantes pero de carácter temporal.
También hemos entrado en época de resultados de empresas en EEUU y Europa, y es importante que muestren un cambio de tendencia, pues en lo que llevamos de año las revisiones han sido a la baja. Teniendo en cuenta estos factores, Andbank ha elaborado una guía con las claves que no debemos perder de vista en verano:

1.- La inflación en Europa permanecerá en niveles bajos
La inflación interanual en la zona euro se situó en el 0,4% en julio, una décima menos que en junio, cuando fue del 0,5%. Esto supone el nivel más bajo desde 2009, según el cálculo adelantado de la oficina comunitaria de estadística, Eurostat. El BCE considera que no hay riesgo de deflación y añade que, si la economía se mantiene como en los últimos meses, los niveles podrían permanecer bajos hasta 2016.

2.- Aprobación del presupuesto comunitario por parte de la UE
En el terreno de política económica, en verano se aprueba el presupuesto comunitario del 2015 con claro sesgo de abandonar las políticas de austeridad y más pro-cíclicas (buenas para los mercados). Es el precio que Jean-Claude Junker, presidente de la Comisión Europea, ha tenido que pagar por su elección como comisario comunitario y obtener el apoyo de países como Francia e Italia.

3.- El papel del BCE: tipos de interés y subastas de liquidez
Alemania ha advertido del riesgo de mantener los tipos de interés del BCE tan bajos durante un largo periodo de tiempo. Sin embargo, de momento todos los indicadores apuntan a que se mantendrán así durante los próximos meses. Por otra parte, en septiembre habrá que seguir de cerca las primeras subastas de liquidez del BCE. El nuevo TLTRO (Targeted Longer-Term Refinancing Operations), valorado en 400.000 millones de euros, lleva tiempo aplicándose en Reino Unido (programa Funding for Lending Scheme) sin que consiga reavivar el crédito empresarial. De hecho, las cifras mensuales de crédito neto siguen cayendo durante el primer trimestre de 2014. Si en Reino Unido no funciona (aún estando en un ciclo más dinámico), Andbank no ve razones para pensar que funcione en la Eurozona.

4.- Test de estrés a la banca
Los bancos europeos se encontrarán este verano en plena revisión de activos por parte del BCE (AQR). La publicación de los resultados no se espera hasta octubre pero los bancos ya conocerán a título personal la valoración que les hace el BCE. Esto puede acelerar la venta o liquidación de activos problemáticos, pero este ejercicio es bueno a medio plazo de cara a fomentar la transparencia. Creemos que en términos agregados los bancos europeos están bien capitalizados, por lo que las carencias que se pudieran determinar a posteriori se podrían asumir por el resto de entidades en forma de integración.

5.- Optimismo en EEUU
Para que sea sostenible, un mercado alcista debe estar basado en tres pilares: liquidez, valorización y crecimiento. La liquidez ya ha jugado un papel clave en el comienzo de este ciclo y en 2012-2013 fue el turno de la valorización. Esto significa que el pilar del crecimiento es el que va a soportar el peso ahora. ¿Debemos ser optimistas y pensar que veremos crecimiento en EEUU? Sí. ¿Por qué? Los últimos datos concluyen que los hogares de EEUU se han ‘desapalancado’ en casi 1 billón de dólares desde 2008. Con esta situación ‘más saneada’ de las hojas de balance, los hogares tienen mayor disposición a endeudarse, lo que es positivo para fomentar el crecimiento. Además, el mercado laboral se está ajustando y es probable que vuelvan a crecer los salarios.

6.- China: conflicto en el Mar del Sur
Recientemente, China hizo público un mapa oficial en el que el Mar del Sur de China aparecía como una parte integrada de su territorio. Este mapa aumenta las preocupaciones de que esta zona comience a ser una fuente de graves conflictos que se extienda hasta las costas de Vietnam, Malasia y Filipinas. Lo cierto es que China está decidida a recuperar su posición como poder central en Asia oriental. El conflicto sobre quién es el dueño de varias islas y zonas marítimas del Mar del Sur de China es extremadamente complejo. Sin embargo, el petróleo, el gas y los canales estratégicos son razones de peso para que China siga insistiendo en sus reclamaciones, lo que mantiene la zona con altas tensiones. Eso sí, de momento el impacto político y comercial de este conflicto ha sido muy bajo, y creemos que se mantendrá así. Además, China necesita mantener buenos lazos comerciales para que su economía continúe creciendo. De manera que, si China sigue tomando decisiones unilaterales en la región, animará a estos países (Vietnam, Malasia y Filipinas) a acercarse al máximo competidor de China: EEUU.

7.- Factores geopolíticos: consecuencias del conflicto de Rusia y Ucrania
Las tensiones entre Rusia y Occidente suponen un gran factor de riesgo de consecuencias potenciales inestimables. Tanto es así, que hemos decidido plantear, como escenario base, que dichas tensiones no escalarán hasta el punto en que las peores sanciones (y sus efectos) se materialicen. Si esto resulta ser así, la capacidad de pago de Rusia quedaría intacta. A pesar de ello, recomendamos cautela ya que los activos rusos sufrirán una volatilidad extrema en los próximos días-semanas. Espero que nuestro optimismo funcione. Si no es así, la proyección para todos los activos de riesgo (con independencia de su nacionalidad) tendrá un común denominador.