Hoy es un día clave para el Ejecutivo griego, ya que el Parlamento heleno celebra este lunes la última y decisiva votación del candidato a presidente de la República, Stavros Dimas.

Si la votación a favor del presidente de la República no sale adelante, Grecia tendrá que convocar forzosamente elecciones generales anticipadas.

Andonis Samarás advirtió que, quien no respalde al candidato, automáticamente se aliará con la oposición izquierdista Syriza, el apodado ‘Podemos’ griego.

En la segunda votación, celebrada el martes, el ex comisario europeo y varias veces ministro griego Dimas, de 73 años, tan solo obtuvo 168 votos, ocho más que en la primera ronda, pero lejos de los 200 (dos tercios de la cámara) que necesitaba.

En esta última vuelta el candidato ya solo necesitará 180 votos a su favor, lo que implica que necesita recabar 12 más que en la ronda anterior.

En caso de que la votación de hoy no prospere, la Constitución establece la disolución del Parlamento en diez días y la convocatoria de elecciones generales entre tres y cuatro semanas después, lo que retrasaría la convocatoria a entre el 25 de enero y el 1 de febrero