MADRID, 06 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- La Agencia Tributaria ha descubierto un “masivo” desvío de fondos de Gowex a “cuentas ocultas” en Costa Rica, país de nacimiento de la mujer del presidente, Jenaro García.
Florencia Maté se encontraba en Costa Rica cuando fue llamada a declarar como imputada en la Audiencia Nacional, por lo que retrasó su comparecencia varias semanas. Posteriormente, dijo al juez que no tenía conocimiento de las actividades fraudulentas de su marido.

FRAUDE MASIVO
Según informa El País, Hacienda investigaba a Gowex desde febrero de 2013 y alertó de “presuntos delitos económicos continuados”, según el informe remitido a la Fiscalía Anticorrupción citado por el diario.
El informe de la Agencia Tributaria afirma que ““en 2010, afloran fondos masivos en Costa Rica. En total, las entradas de fondos a dichas cuentas en dicho ejercicio, atribuidas por Let’s Gowex a cobros de clientes, arrojan un total de 12.104.796 euros y las salidas ascienden a 4.295.288 euros”. Este elemento supone la “posible existencia de rentas que se han ocultado a la Hacienda pública”. “No se han acreditado la fecha de apertura ni la persona contratante, ni se han aportado los justificantes bancarios donde conste el origen y el destino de los fondos que entran y salen de las mismas”.
El informe añade que “las primeras imposiciones datan de junio de 2010, y en tres de los casos se ha constatado que coinciden con salidas de cuentas abiertas en España cuyos fondos proceden de los obtenidos en la ampliación de capital suscrita por inversores privados” y presumiblemente han “sido enmascarados como operaciones comerciales”.
“Todo indica que el objetivo sea aumentar el volumen de facturación del grupo, ya sea con clientes falsos, con clientes que lo niegan o con clientes exteriores con la idea de aparentar un grupo sólido y con capacidad de negocio que resulte atractivo al pequeño inversor, capaz de acudir a Bolsa a las diferentes ampliaciones de capital habidas con importante prima de emisión. Este supuesto posibilitaría entender que el comportamiento es fraudulento”, afirma el informe de la Agencia Tributaria.