Se complica cada vez más la batalla entre Colombia y Gas natural por Electricaribe, la filial que tiene el grupo en dicho país. El gobierno anunció en el día de ayer que procederá a la venta y liquidación de dicha filial, por lo que la empresa ha decidido ir a la Ciadi (Centro internacional de arreglo de diferencias relativas a inversiones) a reclamar entre 8.000 y 1.000 millones de euros.
 
Es probable que Gas natural tenga que provisionar a lo largo de este ejercicio el valor de electricable, contabilizada en 475 millones de euros, por lo que esta cifra supone al menos un tercio de los beneficios previstos por Gas natural para 2017, de entre 1.300 millones y 1.400 millones de euros.

El pasado otoño el gobierno colombiano decretó la intervención de electricaribe como una medida preventiva y temporal, una vez que Gas natural decidió dejar de aportar recursos para poder sostener la filial. El principal problema era esos 1.200 millones de euros que habían acumulado las facturas de clientes impagadas. Gas natural se quejó en numerosas ocasiones al gobierno ante la ausencia de normativas para solucionar esos impagos.

Las negociaciones entre Gas Natural y el gobierno de Juan Manuel Santos se iniciaron desde el mes de noviembre de 2015, en el cual ambas partes buscaban llegar a un acuerdo. Tras esas intensas negociaciones y sin un acuerdo firme, Isidro Fainé, presidente de Gas natural no tuvo otra opción que viajar el pasado viernes a Colombia para reunirse personalmente con Santos e intentar llegar a un acuerdo in extremis. Tras dicha reunión, Fainé consiguió llegar al compromiso de que aunque cada parte tome las medidas que considere para defender sus intereses, deberán seguir buscando vías de entendimiento. El gobierno quiere que el gestor de Electricaribe invierta  al menos 240.000 millones de pesos (75 millones de euros) anuales. Gas natural está dispuesta a hacerlo a cambio de que se luche de manera administrativa contra los impagos y el fraude.

No obstante, Colombia en el día de ayer dio un paso que le aleja por completo de encontrar ese acuerdo. Anunció un proceso de venta por liquidación de Electricaribe, en el que buscarán posibles compradores para que adquieran y gestionen esos activos. Se trata de una filial que suministra luz a 2,5 millones de clientes en la costa caribeña colombiana, una de las zonas de más pobreza. Con los ingresos de esa venta se podría saldar primero las deudas con los proveedores y posteriormente pagar a los accionistas. Gas Natural es el mayor accionista con un 85% del capital, así que las probabilidades que tiene la gasista para recuperar la inversión son muy reducidas.

En el arbitraje que planea realizar Gas Natural contra Colombia, este reclamaría, como poco, el valor de mercado superior, con lo que la demanda sería más cuantiosa y se estima que la reclamación podría estar entre 800 y 1.000 millones de euros, por lo que hasta ahora sería el mayor arbitraje contra Colombia.