MADRID, 23 SEP. (Bolsamania.com/BMS) .- El ministro de Justicia, Alberto Ruíz Gallardón, ha avanzado que el Ejecutivo de Mariano Rajoy lo tiene todo a punto para presentar ante el Tribunal Constitucional (TC) el recurso contra la ley de consultas y el decreto de convocatoria de la consulta del 9 de noviembre.Sigue pendiente la publicación en el Diari Oficial de la Generalitat de la norma aprobada el pasado día 19 por el Parlament de Catalunya, pero el ministro de Justicia y los abogados del Estado han estado haciendo horas extra para ultimar el recurso que impondrán ante el TC. Asímismo, diversos funcionarios han trabajado “de guardia” el pasado fin de semana por si acaso había que convocar un Consejo de Ministros a todo correr.
Mientras tanto, el presidente Mariano Rajoy empieza un viaje oficial a China, que dejaría a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, con el papel de ser quien tenga que presidir este Consejo, que se celebrará de urgencia, y firmar la impugnación ante el Tribunal Constitucional. El TC, por su parte tiene pleno de martes a jueves, pero sus magistrados también podrían verse especialmente para este asunto durante el fin de semana.
Antes de inaugurar en Madrid un encuentro sobre ciberseguridad, el titular de Justicia avisó de que "no hay ningún medio para detener el recurso" que el Estado presentará ante el TC.

PLEBISCITRIAS EN CATALUÑA

Respecto a la posibilidad de que el presidente catalán, Artur Mas, decida convocar elecciones autonómicas el mismo 9 de noviembre, el ministro de Justicia reconoció que nada le "sorprende", ya que supondría un nuevo adelanto electoral en esta comunidad autónoma.
El CATN contempla las plebiscitarias desde hace más de un año
Un informe del Consell Assessor per a la Transició Nacional (CATN) -el organismo asesor del govern para el camino a seguir hacia la independencia-, señala que ante la negativa del Estado a convocar la consulta, la Generalitat podría emplear “vías alternativas de convocatoria de consultas, a través de consultas no oficiales o elecciones plebiscitarias que podrían ser implementadas mediante declaraciones unilaterales del Parlamento”.
A través de esta vía, el CATN explica que “se respeta la legalidad” y “ garantiza la viabilidad práctica”, “la participación de todos los ciudadanos” y la “imposibilidad de la deslegitimación de los resultados”.
En este caso, lo más probable es que todos los partidos favorables a la consulta, o al menos ERC y probablemente ICV-EUiA y CUP presenten una lista junto a CiU con el único punto en el programa de declarar la independencia de Cataluña.