Los fondos BRIC son fondos de inversión que invierten en un grupo de acciones de varias empresas de economías emergentes.
 
Las entidades comercializadoras captan recursos monetarios de sus clientes y los invierten en las principales bolsas de valores de Brasil, Rusia, India y China.

Surgieron en el año 2001, aportando rentabilidades medias del 30%, pero 10 años más tarde redujeron su rentabilidad escandalosamente. Los MIST han tomado su testigo, estos fondos componen sus carteras de inversión con títulos de México, Indonesia, Corea del Sur y Turquía y actualmente otorgan una mayor rentabilidad, ya que están considerados como los países emergentes del hoy.

Los fondos comercializados por los bancos y cajas de ahorro españoles son clasificados por la CNMV como de riesgo "alto" o "muy alto". Esto quiere decir que los fondos tienen una volatilidad muy elevada, con lo que es más difícil predecir cuál será la rentabilidad real de la inversión. De ahí que las rentabilidades oscilen, como se ha señalado,entre un 2,38% y un 33,05%.

Una ventaja de los fondos BRIC es que son accesibles a pequeños inversores. El Bancaja Bric Nuevos Desafíos, considerado de riesgo muy alto, requiere un desembolso inicial mínimo de 100 euros y una inversión básica de mantenimiento de 50 euros mensuales. A cambio, ofrece una comisión anual de un 1,35% y de un 9% sobre los resultados positivos anuales del fondo.

BBVA ofrece el fondo Quility BRIC FI. Se trata de un fondo de renta variable creado el 16 de enero de 2007, que invierte en Brasil, Rusia, India y China (BRIC) a través de Instituciones de Inversión Colectiva. Es considerado por la CNMV como un fondo de riesgo alto. Registra una rentabilidad en el último mes del -5,73%. Su rentabilidad en los últimos 12 meses es del -12,83%-. 

Santander ofrece su fondo Santander Brict FI, con una rentabilidad acumulada en el último año del -5,05%.
El fondo de HSBC es el GIF BRIC, cuya rentabilidad a un año -6,82%.

La sociedad Ixe ofrece su fondo IXE BNP3 BFM1, cuya rentabilidad en el último año ha sido del -8,88%. Viendo la rentabilidad media de estos fondos desde hace unos años, parece evidente que los fondos BRIC están perdiendo uno de los atractivos que les caracterizó desde su nacimiento.