Energía y Celulosa ha alcanzado un EBITDA ajustado de 32,7 millones de euros en el tercer trimestre de 2016, lo que supone un incremento del 25,1% respecto del anterior trimestre.
 
En el último trimestre-desde julio hasta septiembre de 2016- el beneficio neto de ENCE ha sido de 12,9 millones de euros, frente al del anterior trimestre, que fue negativo (2,6 millones).
Hasta Septiembre de este año el beneficio neto de la empresa se ha situado en 24,23 millones de euros, frente a los 35,1 del mismo periodo del pasado año.
 
Ignacio de Colmenares, Consejero Delegado de Ence, ha señalado que “el buen comportamiento del negocio de la energía ha duplicado su volumen de generación”. También se ha producido un aumento en sus ingresos, de casi un 70%.
 
Los costes de la producción han bajado en este tercer trimestre hasta los 350 euros/t. Esta cifra está muy por debajo de los 367 euros/t que del pasado trimestre. La capacidad de producción ha incrementado hasta las 540.000 toneladas por año.
Y es cierto que la demanda de celulosa ha aumentado en un 2,8%, siendo empujada e impulsada por China. La demanda en el país asiático ha crecido en un 12,4% en 9 meses. Como la demanda se está comportando de forma óptima Ence ha anunciado que incrementará el precio de la celulosa en 10$/t a partir del mes de octubre.
 
En 9 meses la empresa ha vendido 1.031 hectáreas y se han firmado contratos de arras por 708 hectáreas. Este programa de desinversiones supondrá el ingreso de 38 millones de euros con plusvalías que llegarán a los 16 millones de euros. Por ahora, es decir en 9 meses, ya se han contabilizado un total de 9,5 millones de euros en plusvalías.