El Tesoro continúa aprovechando la buena racha para colocar deuda a largo plazo. Hoy ha superado el máximo de venta previsto en tres referencias a 3, 5 y 10 años.

El Tesoro partía este jueves con la intención de colocar entre 4.500 y 5.500 millones de euros. Finalmente, ha colocado 5.560 millones en bonos a 3 años (2.1 %, abril 2017), 5 años (2.75 % hasta abril 2019) y 10 años (3.8 %, de abril 2024).

En el tramo más corto, el de 3 años, el organismo ha vendido 1.348 millones a una rentabilidad media del 1.022 % (1.331 % anterior). La demanda ha sido elevada, de 3 veces la colocación (4.1 anterior).

En el bono a 5 años ha colocado 1.570 millones. La rentabilidad media en este caso ha sido de 1.663 % (1.869 %), mientras que la demanda total se ha elevado a 2.3 veces (1.7 anterior).

La subasta de bonos a 10 años ha sido la más exitosa, ya que ha colocado 2.600 millones. La rentabilidad media ha sido de 3.059 % (frente al 3.291 % anterior) y la demanda ha superado en 1,8 veces la oferta del Tesoro (2.1 anterior).

Tras esta subasta, la prima de riesgo ha descendido a 153 puntos básicos y la rentabilidad del bono a 10 años se sitúa en el 3,03%. Mientras, el Ibex 35 ha roto los 10.500 puntos, resistencia intermedia en su camino hacia los 11.000 enteros.