Las firmas de inversión especializadas en CFDs se desploman en la Bolsa de Londres después de conocerse que el regulador británico quiere endurecer la regulación de estos productos. Así, IG, CMC y Plus500 están viviendo una de las peores sesiones bursátiles de su historia.
 
El regulador británico, FCA, ha mostrado su intención de endurecer la en la operativa de los contratos por diferencias (CFD), debido a que, tras un estudio realizado por la propia organización, han observado que “cada vez un mayor número de clientes minoristas está negociando con CFD sin un conocimiento adecuado de los riesgos que implica, y que el resultado pueden ser rápidas, grandes e inesperadas pérdidas”. En dicho estudio también resaltan que el 82% de los inversores que operan con los CFD pierde dinero.

La FCA contempla tomar las siguientes medidas

- Introducción de advertencias de riesgo estandarizadas y divulgación obligatoria de los ratios de pérdidas de ganancias en las cuentas de clientes por todos los proveedores para ilustrar mejor los riesgos y el rendimiento histórico de estos productos.
- Establecer límites de apalancamiento más bajos para los clientes minoristas sin experiencia que no tienen 12 meses o más de experiencia en el comercio activo de CFDs, con un máximo de 25: 1
- Limitar el apalancamiento a un nivel máximo de 50: 1 para todos los clientes minoristas e introducir límites de apalancamiento más bajos a través de diferentes activos de acuerdo con sus riesgos. Algunos niveles de apalancamiento actualmente ofrecidos a los clientes minoristas superan los 200: 1.
- Impedir que los proveedores usen cualquier forma de bonos o beneficios de negociación o apertura de cuentas para promover productos CFD.
 
Los inversores huyen despavoridos temiendo que otros países europeos copien el modelo de Reino Unido y sean más estrictos con estos productos de inversión, lo que mellaría los beneficios de las compañías que los comercializan.
 
IG se lleva la peor parte, pues su caída asciende al 41%, la peor de su historia. Este valor presentaba una clara tendencia alcista desde principios de 2009, momento en el que nació una directriz alcista que ha seguido a la perfección hasta hoy. Este martes, de un plumazo, se ha metido por debajo. De hecho, ha roto todos los soportes de Fibonacci como si del cristal más fino se tratara. Ahora cotiza en niveles mínimos de la sesión y en precios que no visitaba desde comienzos de 2013. En una sesión se ha llevado por delante casi cuatro años de subidas perfectamente canalizadas.  La caída tan brutal que está experimentando lleva a su RSI a niveles de sobreventa  nunca antes vistos en su historia bursátil, que abarca desde el verano de 2006.


 
CMC Markets también lo está pasando mal. Aunque su caída es inferior, 36%, lleva al valor a cotizar en mínimos históricos en 1,17 libras. Antes de ayer marcaba sus anteriores mínimos históricos en 1,87 euros. El RSI, como es evidente, marca una elevada sobreventa, tampoco antes vista en su historia bursátil, que data desde febrero, aunque ésta no está siendo su sesión más bajista, pues en junio, con el resultado del referéndum británico, llegó a caer un 35% (aunque al cierre suavizó las caídas).
 


Plus500 es la operadora de CFDs que menos cae hoy en Londres y, aun así, lo hace a plomo, pues pierde casi un 30% situándose en las 3,66 libras. La caída de hoy lleva al valor a romper la directriz alcista vigente desde mayo del año pasado y a situarlo por debajo del soporte marcado por el retroceso de Fibonacci del 61,8%, apuntando a las 3 libras, que son el mínimo de noviembre de 2015. En el caso de Pluss500 ésta es la segunda peor sesión de su historia, después de que en mayo el ataque de especuladores bajistas le llevara a derrumbarse más de un 40%.