El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo descendió en 74.028 personas en julio, su mayor descenso en este mes desde 1998, hasta situarse en 4.046.276 personas. Estos datos se han visto beneficiados por la creación de empleo estival. 

La cifra de desempleados en España es la más baja desde septiembre de 2010
, según ha informado este martes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Con el recorte de julio, el paro encadena seis meses de descensos.

Además, la caída del paro registrada en julio ha sido más del doble a la experimentada en este mismo mes el pasado año, cuando se redujo en 29.841 personas.

Julio es tradicionalmente un buen mes para el empleo, gracias a la llegada del verano y a los contratos de temporada. En todos los meses de julio desde el inicio de la serie histórica, en 1996, ha descendido el paro registrado, salvo en 2005, cuando subió en casi 14.557 desempleados, y 2007, que registró un incremento del desempleo en 4.469 personas. En los últimos siete años, el paro registrado se ha reducido en julio una media de 37.000 personas.

En términos desestacionalizados, el paro registrado cayó en 44.286 personas en el mes de julio, la mayor reducción de la historia en el séptimo mes del año.

La Seguridad Social mejora el número de cotizantes en unos 10.500.

La mejora del mercado de trabajo durante el mes de julio se ha dado, sobre todo, por el incremento de la afiliación en ramas de actividad como la hostelería (51.849), la sanidad (44.954) y el comercio (42.802). En las tres es habitual el incremento de plantillas en las empresas durante esta época. En cambio, en la educación lo usual es lo contrario, y este año no ha sido una excepción, ya que ha perdido 91.788 afiliaciones.