El Ibex 35 ha abierto este lunes con una subida del 0,05% hasta los 9.772 puntos lastrado por el sector eléctrico y petrolero, ya que Repsol se deja un 0,45%, Ibedrola cae un 0,4% y Endesa un 0,20%. En cuanto a las subidas destaca ACS con un alza del 1,29%, IAG se anota una escalada del 0,85% y Bankia del 0,87%.

El grupo constructor ACS, a través de sus filiales Dragados Canada y ACS infraestructure Canada, ha sido seleccionado por autoridades canadienses para el diseño, construcción, financiación y mantenimiento de la nueva línea de metro ligero Finch West en Toronto. La inversión inicial es de 775 millones de euros y el consorcio estará integrado por ACS, que participa al 33% en los trabajos de construcción y al 50% en las labores de mantenimiento, y por las empresas locales Aecon y Dufferin/CRH Group Canada, según recoge Reuters.

En el mercado continuo las acciones de Duro Felguera se revalorizan un 6,5%, las de Amper más de un 5% y las de Dogi un 2,8%, mientras que los títulos de Nyesa se dejan un 5,3%, Coderem 2,35% y Abengoa un 2,5%.

Entre las principales plazas europeas, el Dax 30 alemán y el FTSE Mib italiano se anotan un alza del 0,15%, el Cac 40 francés un 0,11%, mientras que el FTSE 100 de Londres desciende 0,12% y el PSI 20 de Portugal un 0,18%.

La jornada de este lunes estará marcada por la crecientes tensiones entre Estados Unidos y Rusia por el conflicto en Siria. El ejército de EEUU, junto a Reino Unido y Francia, bombarderon enclaves militares sirios con el objetivo de destruir las supuestas armas químicas que está utilizando el régimen de Bashar al-Ásad contra la población civil. Este lunes se espera que Washigton anuncie sanciones contra Rusia por su apoyo a Siria. 

Los mercados asiáticos cotizaron mixtos en el arranque de esta semana, cuando el alivio por la improbable escalada de los ataques encabezados por EEUU sobre Siria se veía atenuado por las preocupaciones de una potencial reacción rusa a las nuevas sanciones de Washington.

Las acciones del sector financiero lideraron el viernes las caídas en Wall Street después de que los resultados de bancos grandes no entusiasmaran a los inversores. 

JP Morgan obtuvo un beneficio récord de 8.712 millones de dólares, 7.074 millones de euros, en el primer trimestre del año, lo que representa un incremento del 35,1% en comparación con el mismo trimestre de 2017. Wells Fargo ganó 5.530 millones de dólares lo que  supone un incremento del 6% que en el mismo periodo de 2017, mientras que las ganancias de Citi crecieron un 13% hasta 4.620 millones de dólares en el primer trimestre del año.

El euro se cambia a 1,2333 dólares, mientras que el precio del petróleo cae más de un 1,10% en el caso del barril de Brent, de referencia en Europa, hasta los 71,75 dólares. En el caso del barril West Texas se paga a 66,70 dólares y cae en torno al 1%. 

El bono español a diez años se sitúa en el 1,237% y la prima de riesgo se reduce hasta los 71,4 puntos básicos con una caída del 1,38% después de que la agencia de calificación Moody's dejase el rating de España en Baa1 (aprobado alto), siguiendo la estela de otras agencias como Fitch o S&P. Moody's mantuvo la perspectiva en situación "estable" y apunta que la crisis catalana no ha afectado a la economía española como en un principio se esperaba. 

En cuanto a la agenda de datos macroeconómicos, habrá pocas referencias más allá de los inventarios empresariales de febrero y las ventas minoristas de marzo en Estados Unidos, para las que el consenso espera un 0,4% desde el 0,1% de febrero. El Tesoro anuncia el objetivo de colocación en las subastas previstas para la semana.

Mientras que a nivel político, Luis María Linde, gobernador del Banco de España comparece ante la Comisión de Presupuestos del Congreso a las 16h. El Tribunal Supremo cita a los líderes independentistas Oriol Junqueras, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart y el presidente Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, estará de visita por España durante el lunes y el martes.