Este es el quinto descenso interanual del coste por hora trabajada registrado desde 2008, según los datos provisionales del Índice de Coste Laboral Armonizado (ICLA) publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).



La disminución del coste por hora trabajada se debe al mayor número de horas trabajadas como consecuencia de que la Semana Santa se ha celebrado este año en abril (segundo trimestre) y el año pasado tuvo lugar en marzo (primer trimestre). Eliminando los efectos estacionales y de calendario, el coste por hora trabajada aumentó en primer trimestre un 0,5%, frente al 3,2% del trimestre precedente. Este avance interanual del 0,5% es el tercero consecutivo.

Por su parte, la tasa de variación del primer trimestre de este año sobre el cuarto trimestre de 2013 para la serie de datos desestacionalizada y corregida de calendario muestra un aumento del coste por hora trabajada del 0,1%, cifra que contrasta con el repunte intertrimestral del 2,7% que se registró un año antes.

En la serie general (sin corregir), el coste por hora trabajada bajó un 11,5% en tasa trimestral, mientras que en los dos trimestres anteriores había registrado subidas del 0,6% y 2,8%, respectivamente.

Las actividades que presentaron sufrieron los mayores recortes interanuales del coste por hora trabajada fueron el suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (-6,9%); las actividades inmobiliarias (-5,2%); el comercio mayorista y minorista y las actividades artísticas y de entretenimiento (-3,6% en ambos casos).

Por el contrario, los únicos incrementos interanuales en el coste por hora trabajada se dieron en la hostelería, con una mejora del 1,6%; el suministro de agua (+0,9%) y las actividades sanitarias y de servicios sociales (+0,3%).